El Kremlin prohíbe a sus funcionarios el uso de smartphones por ser «demasiado transparentes»

El Kremlin ha decidido retirar los smartphones a parte de sus funcionarios, incluidos Android e iPhone, debido a preocupaciones sobre la seguridad y la transparencia. La medida se produce después de que el secretario de prensa del presidente ruso, Vladimir Putin, afirmara que los dispositivos móviles son «muy transparentes» para ser utilizados en la administración presidencial.

Según el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, los empleados de la administración presidencial rusa no utilizan smartphones para transmitir información confidencial, independientemente del modelo o sistema operativo. Peskov hizo estas declaraciones en respuesta a un artículo publicado por «Kommersant», que afirmaba que los trabajadores del bloque político interno del Kremlin estarían obligados a renunciar a sus iPhones antes del 1 de abril por motivos de seguridad.

Aunque Peskov no pudo confirmar la información, enfatizó que los smartphones no pueden ser utilizados con fines oficiales, ya que son dispositivos demasiado transparentes. El representante del Kremlin subrayó que no importa si el sistema operativo es Android o iOS, ya que ambos pueden poner en riesgo la seguridad de las comunicaciones y el manejo de información clasificada.

Esta nueva medida evidencia la preocupación del gobierno ruso por mantener la seguridad y la confidencialidad de sus comunicaciones en un mundo cada vez más interconectado y digitalizado. Con la creciente amenaza de la ciberseguridad y la posibilidad de que la información confidencial sea interceptada o filtrada, es comprensible que el Kremlin busque alternativas más seguras para proteger la información y mantener la integridad de sus operaciones.

A pesar de las preocupaciones de seguridad, cabe señalar que la prohibición de smartphones no afectará a todos los empleados del Kremlin, sino solo a aquellos que trabajan en áreas sensibles o que manejan información clasificada. Sin embargo, esta medida podría ser un precedente para futuras restricciones en el uso de tecnologías digitales en la administración pública rusa.

Últimos artículos

Scroll al inicio