Mac OS X Snow Leopard: Guía definitiva para preparar tu Mac para la instalación

mac_os_x_snow_leopard_ya_disponible

A pesar de que muchos usuarios ya están recibiendo su copia de Mac OS X Snow Leopard, la mayoría lo van a recibir a partir del lunes. Eso es debido a que en última instancia se está a expensas de los servicios de mensajería, de la disponibilidad de las tiendas físicas, etc. Dado que estamos a las puertas de un fin de semana, es un buen momento para preparar tu Mac para recibir sin problemas al nuevo felino de Apple.

Incluso teniendo en cuenta que instalar Snow Leopard es en base un proceso sencillo, la máxima que vamos a seguir en los artículos del proceso de instalación del sistema es la de que no todos los usuarios son expertos, y lo de que instalar es fácil es muy relativo. Cada Mac es un mundo distinto del resto, y cada usuario único y diferente de los demás. Por este motivo hemos tocado las que creemos que son todas las variables en cuanto a maquinas y usuarios.

Los programas ‘demasiado’ antiguos

Empezamos por las pequeñas operaciones que debería seguir cualquier usuario, Mac y sistema, antes de instalar Snow Leopard.

Partimos de la base de que, internamente, Snow Leopard es notablemente diferente a Mac OS X Leopard. Eso significa que puede haber aplicaciones que, en un principio, no funcionen en el nuevo sistema. Apple ha publicado una lista del software que es incompatible en el momento del lanzamiento de Snow Leopard, al igual que una lista de impresoras que sí son compatibles. Además de la lista de Apple, existe esta lista wiki que va creciendo a medida que pasa el tiempo, con toda la información necesaria sobre gran cantidad de software y la compatibilidad con Snow Leopard. En cualquier caso, cada aplicación debería ser puesta al día pronto para hacerse compatible… si no es ya compatible, ya que muchas aplicaciones tienen ya su actualización para Snow Leopard. Además, seguramente Apple ya está trabajando en un primer parche del sistema para solucionar gran parte de estos problemas, pero puede pasar demasiado tiempo antes de que se lance al público.

Por lo tanto, a menos que quieras borrar totalmente tu disco, si quieres asegurarte que prácticamente todas tus aplicaciones funcionen con Snow Leopard, actualízalas una por una ANTES de instalar Snow Leopard, esto es, mientras estés en Mac OS X Leopard porque si con el nuevo sistema no arranca, ya no la podrás actualizar, aunque evidentemente siempre puedes bajarte de nuevo la última versión.

Esto es debido a que Snow Leopard, dependiendo del tipo de instalación que realices, impide la re-instalación de las aplicaciones que NO son compatibles, y si estas han sido movidas al nuevo sistema mediante una copia de seguridad, o descargadas de nuevo, NO permite que se ejecuten.

Para saber qué aplicaciones de tu sistema no son compatibles con Snow Leopard, basta con hacer click en la manzana de la esquina superior izquierda de tu pantalla, Acerca de este Mac > Más información, en la columna izquierda pulsar en Aplicaciones, y en la columna de la derecha, Clase, se lista la compatibilidad de cada aplicación. Las que son de la clase PowerPC no deberían funcionar, y decimos no deberían, porque durante la instalación hay un apartado en el que es posible instalar Rosetta, que podría garantizar esa compatibilidad. Como medida preventiva, anotad en un papel esas aplicaciones PowerPC tipo tareas pendientes, y siempre podemos buscar una versión compatible, o decantarse por otras aplicaciones alternativas, que muy probablemente las hay.

Verificación de la integridad del disco

Ahora vamos a comprobar la integridad de nuestro sistema, y que todo está en su sitio. Se trata de dos procesos que el tiempo que tardan en realizarse -unos pocos minutos- pueden compensar con creces encontrarse con problemas más adelante, no solo durante la instalación, sino una vez el sistema ya esté instalado. Nos vamos a Aplicaciones > Utilidades > Utilidad de Discos.

A la izquierda nos aparece la lista de unidades de disco del sistema, tanto los discos duros, como unidades de DVD. Seleccionamos el disco duro del sistema, que suele estar el primero.

Primero haremos uso de Verificar Disco, con lo que sabremos si la estructura del sistema de archivos es válida. En pocos minutos os dará los resultados. Si encuentra algo que no cuadra, podemos indicarle Reparar Disco, con lo que intentará ponerlo todo en su sitio de nuevo.

A continuación le damos a Reparar los Permisos del Disco directamente (a la izquierda) ; verificar primero para reparar después de poco sirve, y darle directamente a reparación no va a dañar el sistema. Esta operación suele prolongarse más que la verificación del disco; paciencia.

Creando copias de seguridad de los datos sin Time Machine ni MobileMe

Si provienes de Mac OS X Leopard hay varias posibilidades. La más lenta y tediosa se dice que es la mejor, pero bajo mi punto de vista -y en base a otras instalaciones anteriores- las diferencias en la mayoría de los casos son escasas, pero las hay. Si provienes de Mac OS X Tiger no podrás hacer uso de Time Machine -ya que se implantó en Mac OS X Leopard- aunque en la red hay muchas aplicaciones para realizar copias de seguridad, gratuitas y fiables. En cualquier caso, la primera opción de copias de seguridad – la lenta y tediosa- es igual de válida tanto si provienes de Tiger como de Leopard. Se trata de mover uno por uno todos los grupos de datos, para restaurarlos más adelante también uno por uno. El si pasar estos datos a un DVD o a un disco duro externo ya depende de cada uno, al margen del sistema que utilice.

Empezamos copiando íntegramente la carpeta de usuario; es el icono de una casa, lo veréis abriendo una ventana del Finder, columna izquierda, Ubicaciones. Evidentemente, es momento de desechar todo lo que no queramos aprovechar de películas, fotos, música o documentos, en el caso que los datos de más volumen estén ahí.

Ahora vamos a por el correo electrónico, tanto los mensajes como las preferencias, o solo el elemento que queráis. Esta operación debe hacerse con la aplicación Mail cerrada.

  • Las preferencias de Mail se encuentran en el archivo com.apple.mail.plist en la carpeta /Librería/Preferences. Se trata de copiar y guardar dicho archivo.
  • Los buzones y los correos electrónicos de cada buzón se guardan en la carpeta Mail dentro de Librería. La recomendación es copiar y guardar la carpeta entera. En muchos casos tendréis la configuración de correo IMAP lo que implicaría descargar TODOS los correos del servidor de nuevo, a menos que tengáis una regla que los borre una vez descargados. Si es este último caso, y no guardáis la carpeta íntegra, los perderéis todos.

Para crear copias de seguridad de la Agenda e iCal es más sencillo..

  • Agenda: Basta con abrir la aplicación, ir al menú Archivo > Exportar, seleccionar Archivo de la Agenda y guardar el archivo de copia de seguridad en la ubicación que queramos.
  • iCal: Basta con abrir la aplicación, ir al menú Archivo > Guardar copia de seguridad de iCal en la ubicación que queramos.

Vamos con los Favoritos de Safari…

  • Menú Archivo > Exportar Favoritos en la ubicación que queramos.

Casi hemos llegado al final; ahora tocan las contraseñas.

Las contraseñas se encuentran en la carpeta [Usuario] > Librería > Keychains. La recomendación es copiar la carpeta entera. Las contraseñas son delicadas, pero si hasta el momento no habéis tenido problemas con ellas, no deberíais tenerlos con esta operación.

Creando copias de seguridad de los datos con MobileMe

Sin dejar del todo los pasos hasta ahora mencionados para crear copias de seguridad, los usuarios de MobileMe sabréis que en la mayoría de casos “ya tenéis” una copia de seguridad de todos los datos, a excepción de la carpeta de usuario, que la podéis copiar a iDisk, siempre y cuando no sobrepaséis el espacio de almacenamiento de serie que son 10 GB.

Creando copias de seguridad de los datos con Time Machine

Si utilizas Time Machine desde hace tiempo, lo único que debes asegurarte antes de iniciar la instalación de Snow Leopard, es que tienes una copia actualizada de tus datos. Simplemente realiza una nueva copia para que lo tengas todo al día.

Si nunca has utilizado Time Machine, esta es la ocasión para comprobar la utilidad de la utilidad, valga la redundancia. Conecta un disco duro externo a tu Mac, vete al Panel de Preferencias > Time Machine y asígnale el disco que deseas para que desde ese momento se vayan creando las copias de seguridad. La primera copia que hagas puede prolongarse por horas, literalmente, pero nunca está de más tener a buen recaudo una copia de seguridad.

Time Machine no solo guarda copia de los datos que en los pasos anteriores hemos salvado manualmente, sino también de las aplicaciones y otros elementos.

La copia maestra, por si algo -o todo- falla durante o después de la instalación de Snow Leopard.

Este es el proceso para crear una copia completa de todo el sistema, un clon del disco duro, que podremos rescatar si hay algo realmente malo e irreparable que no nos permite hacer funcionar Snow Leopard con normalidad. Con esto, siempre podremos dejar el Mac tal y como estaba antes de la fallida instalación. Esta opción es posible tanto con Tiger como con Leopard.

  • Conecta un disco duro externo a tu Mac que tenga sobradamente suficiente espacio
  • Inserta el disco DVD de instalación del sistema y reinicia tu Mac con la tecla C pulsada, para forzar que arranque desde el disco
  • Selecciona el idioma pero NO inicies una nueva instalación
  • En el menú Utilidades selecciona Utilidad de Discos
  • Ahora marca el disco del que deseas hacer la copia; es el disco duro del sistema
  • En la barra de herramientas haz click en Nueva imagen, y asígnale un nombre a la copia; si lleva la fecha del día, mejor. Asegúrate que la ubicación donde se guardará la copia es el disco duro externo que has conectado anteriormente.
  • Pulsa en Guardar.
  • Lo que tarde en crearse la copa depende del volumen de datos que tengas, y las características de hardware de tu equipo.
  • Cuando termine, sal de la Utilidad de Discos.
  • Finalmente, sal del Instalador
  • Cuando el Mac se reinicie arrancará desde el disco duro, no desde el DVD. Ya en el escritorio, puedes comprobar en el disco duro externo que se ha realizado la copia de seguridad.

Con todas estas alternativas, teóricamente no debería haber lugar a error a la hora de instalar Mac OS X Snow Leopard, pero por si acaso, hemos apuntado todas las posibilidades y alternativas para todos los usuarios, sistemas y Macs en caso de fallo. De hecho, en muchos casos se pueden seguir todos los pasos por si uno de los procesos falla por algún motivo.

Ya estamos instalando el sistema de varias formas; en cuanto tengamos los resultados, haremos otro artículo.




7 Comentarios

  1. hola ke pasa si olvide la contraseña de admón.. y kiero actualizar de la 10.5.8 al snow leopard 10.6

  2. Hola mi imac tenia una plataforma de vm ware para trabajar el autocad desde windows pero como sabras las porqueria que hacen estos programas termino por dañarse y ahora en utilidades de disco le di en verificar y habia porblemas salia laletra roja y para reparalo que hago reinicio e introdusco el cd con la letrac presionada o que hago? como puedo reparalo correctamente?

  3. Una suerte encontrar esta sencilla y completa explicación : la que no me dió el especial sobre el tema de MacWorld. ,con 8Eur de coste
    Gracias mil

Comments are closed.