Mike Lazaridis el CEO de RIM augura que el iPhone será la perdición de las redes de datos móviles

La compañía fabricante de los Blackberries, por medio de su CEO, Mike Lazaridis, ha lanzado un llamado a la industria de Smartphones para que, mediante un mejor diseño de aplicaciones móviles, se logre economizar el ancho de banda que actualmente se tiene.

Según Lazaridis, el iPhone será el terminal que condene a las operadoras a un futuro encarecimiento del ancho de banda a nivel mundial. Ha puesto como ejemplo a las grandes ciudades norteamericanas, las cuales sufren para mantener la demanda de ancho de banda. Y todo, gracias a que el iPhone es el terminal que más datos consume.

En una clara alusión a Apple, Lazaridis ha afirmado que los fabricantes de Smartphones deberían de comenzar a ser más eficientes al momento de desarrollar aplicaciones para que los servicios que el terminal y la operadora  ofrecen en conjunto, sean mejores; ya que según él, no hay otra manera de mejorar las cosas.

Y es que ha dicho que, si no somos capaces de comenzar a conservar el ancho de banda que actualmente tenemos, dentro de unos pocos años, las operadoras comenzarán a tener serios problemas de capacidad, tales y como los que AT&T está experimentando en las grandes ciudades norteamericanas donde la demanda es altísima.

Aún y cuando sabemos que no toda la gente prefiere un Blackberry, en este caso Lazaridis tiene mucha razón, ya que desde un principio ha predicado con el ejemplo. Y para muestra está, que los correos electrónicos que reciben los usuarios de dichos terminales, consumen una fracción muy pequeña de ancho de banda, en comparación a muchos otros Smartphones, incluído el iPhone. Según Lazaridis, 3 usuarios de Blackberry, consumen el ancho de banda de un sólo usuario de cualquier otro Smartphone.

Es un hecho que el iPhone es un alto consumidor de ancho de banda en las redes móviles, ahora bien, el hecho de que Apple comience a preocuparse por eficientar las aplicaciones, también podría significar mucha diferencia en la experiencia que un usuario tiene al momento de utilizar un iPhone. Y precisamente eso, un deterioro en la experiencia de uso, podría resultar en que la gente deje de preferir el iPhone como su terminal principal.

La pregunta ahora sería ¿Apple estaría dispuesta a sacrificar “la experiencia de uso” con tal de hacer más eficientes sus aplicaciones y el uso de la red de datos? Probablemente no, al menos por ahora.

Vía | The Economic Times