Nokia desvela un posible incumplimiento general de la licencia GNU en la App Store

Nokia ha conseguido tres cosas. La primera, que se cumpla la licencia GNU en el seno de la App Store como mínimo en un caso. La segunda, conseguir una notoriedad que posiblemente le hará más mal que bien. Y la tercera, privarnos a los usuarios de poder disfrutar del programa de reproducción de vídeo VLC, que ya ha sido retirada de la App Store. Hay un cuarto aspecto que todavía está por comprobar, y que si todas las aplicaciones con licencia GNU son sometidas al mismo trato, muchas podrían desaparecer de la tienda.

Ya hacía bastante tiempo que se apuntaba la posibilidad de que VLC en la App Store atacara la licencia de la aplicación; VLC es de libre distribución y modificación del código con el fin de que pueda ser manipulado y mejorado por cualquiera, pero, todas las aplicaciones de la App Store vienen protegidas con FairPlay 3, que no permite que se trasteen, y que por lo tanto no se respeta la licencia libre. El resultado, es que VLC ha sido retirado de la App Store. Y la resolución de este caso es celebrada por un colaborador implicado en el proyecto y -casualmente?- empleado de Nokia, que está abanderando la estela de la victoria ante lo que es, evidentemente, un incumplimiento de la licencia GPL…

«Por fin, Apple ha eliminado VLC de su tienda de aplicaciones por lo que la incompatibilidad entre la Licencia Pública General GNU y los términos de uso de la App Store se ha resuelto -de la manera más difícil. Este final no debe sorprender a nadie, teniendo en cuenta los precedentes.»

La forma y el fondo con el que se ha resuelto la contienda ya queda a juicio de cada usuario. Pero creo que hay que hacer varios matices importantes…

El primero, que la adaptación de VLC para dispositivos multi-touch no está en manos de sus creadores originales, Videolan, sino que es cosa de Applidium. Así pues, la versión de escritorio de VLC sigue en pié.

La protección por DRM de VLC blinda a la aplicación en sí -atentando contra la licencia GNU- pero no su contenido. Por lo tanto, el DRM en VLC equivale a un limpiaparaprisas en un submarino: totalmente absurdo e inútil. Pero ya puestos a ser absurdos, imaginad por un momento que cualquier port para la App Store de una aplicación GNU fuera medida con el mismo rasero que VLC: Se podrían eliminar muchas aplicaciones de la tienda.

Sin dejar de lado el punto anterior, es curioso que este colaborador del proyecto se haya agarrado al incumplimiento de la licencia GPL de VLC, tirándose piedras en su propio tejado, pero no del resto de aplicaciones GPL de la tienda, más, cuando hay otros reproductores disponibles. El matiz, insisto, es que además de colaborador del proyecto VLC, es trabajador de Nokia. Ahí lo dejo.

Finalmente, el hecho de que el colaborador hable en su nombre no implica que Nokia respalde sus comentarios. De hecho, Nokia no se ha manifestado al respecto, pero como le beneficia porque ataca a su competencia, posiblemente no dirá nada.

Parece que ahora toca cargar contra Nokia porque supuestamente se alegra de que Apple cumpla la licencia GNU a pesar de que todos los usuarios nos veamos perjudicados por la resolución de esta historia, al privarnos de VLC. Otro tema es si Apple estaría dispuesto a eliminar el DRM de todas las aplicaciones GNU de la App Store. Atención, porque mientras -repito- parece que toca cargar contra Nokia por hacernos pagar el pato, Apple sigue manteniendo su sistema tan cerrado y propio que continúa en el centro de la diana de muchas críticas.

Tanto como para la licencia GNU como para los términos de uso de los productos vinculados a iTunes, es lo que hay.

Vía: TUAW

1 Comentario

  1. Veo muy bien que Nokia saque VLC de la maldita Apple App Store, el que quiera VLC que es gratuito lo busque libremente en internet; sin restriciones, sin ID ni Password; y sin estar registrado a ninguna página web y a ningun lucrativo vulgar negocio.
    Merecidamente Apple volvera a caer…

Comments are closed.