Por qué no debes arrepentirte de quedarte con tu iPhone 6s

No hay duda de que el iPhone 7 ha sido y es un gran terminal para Apple, uno de los más vendidos actualmente. Muchos hablan ahora del próximo modelo que se avecina dentro de unos meses, y parece que esos celulares sean los únicos potentes de Apple. El iPhone 6s demuestra que eso no es real, pues a pesar de haber salido a la venta en el 2015, sus especificaciones todavía le hacen resaltar entre la mayoría de teléfonos actuales. Ahora veremos por qué es buena idea quedarte con este terminal y no pasar a su predecesor.

Diseño muy parecido

Para empezar, el diseño del iPhone 6s es casi idéntico al del iPhone 7. La única diferencia visible es que el modelo más reciente tiene las rayas de antenas más disimuladas. En todo caso, con una carcasa las líneas no se verían en ninguno de los dos, por lo que costaría identificar cuál teléfono es cuál a simple vista. Ambos miden exactamente lo mismo, 138,3 x 67,1 x 7,1 mm, y tan solo se diferencian en 5 gr (el iPhone 7 pesa 138 gr y su antecesor 143 gr). En cuanto a los colores, ambos tienen tonalidades parecidas, pero mientras que el iPhone 6s tiene gris, el iPhone 7 no dispone de éste y lo reemplaza por otra tonalidad de negro.

Respecto al procesador, el iPhone más reciente cuenta con el A10 Chip, y el iPhone 6s con el A9 Chip. Realmente no hay una diferencia abismal entre ambos. Si bien es cierto que el más nuevo tiene más potencia, con el A9 podemos navegar con una fluidez muy similar. Ambos teléfonos tienen un táctil 3D Touch multitáctil y una pantalla de 4,7 pulgadas con misma resolución. Sin embargo, el iPhone 7 cuenta con una mejora de colores. En la pantalla encontramos otra diferencia llamativa, y es que el más nuevo se desbloquea a través de una superficie táctil, a diferencia del resto de teléfonos iPhone.

Cámaras que realizan fotografías de calidad

Aunque ambas cámaras principales son de 12 MP, si nos movemos al iPhone 7 Plus observaremos una notable mejora en forma de doble lente. Aun así, el iPhone 6s sigue teniendo una cámara envidiable que es capaz de realizar fotografías de calidad profesional. Si todavía no cuentas con este teléfono, en T-Mobile puedes encontrarlo en todos sus colores disponibles y al precio más bajo. Allí podrás ver las características del iPhone 6s al completo y adquirirlo con un kit básico más SIM.

Parece claro que el iPhone 7 tiene mejores especificaciones que sus predecesores, pero el iPhone 6s no se queda muy detrás y sigue siendo un digno competidor. Si dispones del último, no vale la pena cambiarlo por el más nuevo, pues la diferencia de precio es demasiado alta. El iPhone 7 puede sumergirse y el segundo no, pero el iPhone 6s todavía conserva la ranura del conector Jack que tantos echan de menos. De esta forma, puedes seguir escuchando música con los auriculares que prefieras.