Retraso del iPad a nivel internacional: No hay mal que por bien no venga

Cuando ya sabemos que es lo que hay, y pasado el primer impacto de quejas, lloros, lamentos, arremetidas (justificadas o no) contra Apple y demás, no nos queda otra que adaptarnos, conformarnos, pero también, darle la vuelta a la tortilla. Puede parecer que no, pero el retraso del lanzamiento del iPad a nivel internacional nos trae beneficios -por llamarlo de alguna forma- y en cierto sentido, cabe la posibilidad de que estemos “por delante” del mercado estadounidense. Veamos porqué.

  • Sabemos que el 10 de mayo se desvelarán fechas y precios del iPad en el resto del mundo. En Estados Unidos, jamás se anticipó algo parecido. Simplemente un buen día, se anunció todo de golpe, sin previo aviso.
  • Tenemos un margen de mas o menos un mes para hacer una reserva económica de cara al día 10, si queremos reservar el aparato. No hay motivo para prisas, tirar del fondo de reserva, o del papá, necesito un préstamo, y corre que se agotan.
  • Cada día que pasamos sin iPad, es un día menos antes de que Apple lance una actualización menor para corregir los fallos de las primeras unidades.
  • Apple nos quita más de un mes para disfrutar del iPad. Este periodo nos acerca a un iPad mejor, ya que lo tendremos en fechas más cercanas a la primera gran actualización, en verano, con la llegada del iPhone OS 4.
  • Los grupos editoriales ahora tienen algo más de tiempo para negociar con Apple en cuando a la tienda de libros. Eso NO significa que tengamos iBooks el mismo día del lanzamiento del iPad. O tal vez sí.
  • El punto anterior también engloba a las operadoras en cuanto al tema del 3G. Una cosa es que ya estén cerrados acuerdos, y otra muy distinta es que las operadoras puedan preparar mejor el lanzamiento del producto.
  • Es posible que podamos disfrutar de un iPad mejorado en cuanto a hardware, con pequeñas correcciones. Las primeras unidades están casi agotadas en Estados Unidos. Esto se extiende a ambos modelos del iPad, el de solamente con Wi-Fi, y el que lleva Wi-Fi y 3G.
  • Lo lógico debería ser que el retraso garantizase un lanzamiento mínimamente como es debido, sin los problemas de suministro que se dan en Estados Unidos.

Es evidente que parte de estos puntos son supuestos, y que jamás se ha asegurado que vayan a cumplirse. Pero hay otros puntos que solo tienen ventajas y NO son supuestos, sino hechos demostrables. Como mínimo, podemos sacar algo de provecho del retraso del iPad a nivel internacional.