Sol, calor y arena: los grandes enemigos de tu móvil en verano

Para la mayoría de las personas, quedarse sin teléfono móvil puede suponer un gran problema. Ahora que el verano está a punto de empezar, es importante que tengamos cuidado de él y lo protejamos de algunos enemigos. Debido a esto, desde CertiDeal han elaborado un listado de cuales son los principales peligros para estos dispositivos durante los meses estivales.

¡Cuidado con el sol!

El sol, y en especial las altas temperaturas, no son buenos amigos de estos dispositivos. Para un correcto mantenimiento, es importante alejarlos de los rayos del sol, y siempre que se pueda, tenerlos a la sombra. También hay que evitar dejarlos dentro de los coches, ya que ahí la temperatura es mucho más elevada.

Normalmente, los manuales de instrucciones suelen traer indicaciones acerca de la temperatura que puede soportar cada teléfono. Pero si a pesar de esto, superan dicha temperatura, lo recomendable es sacarlo de la funda, apagarlo y dejarlo en un lugar fresco. Asimismo, es importante no intentar enfriarlo de forma forzosa, para evitar la condensación interna que puede afectar a los componentes del dispositivo.

El agua no es su mejor amigo

Cada vez son más los teléfonos que son resistentes al agua, pero no debemos fiarnos de esta garantía. Y es que según una encuesta de CertiDeal, a un 16% de los usuarios se les ha estropeado alguna vez el móvil por haberse caído en el agua, ya sea en la piscina, río o mar. Por este motivo, es necesario estar informados sobre la protección IP de nuestro modelo, este nos indicará la resistencia de nuestro smartphone al agua; por ejemplo los dispositivos con protección IPX7, resisten la sumersión total de 30 minutos a una profundidad de un metro.

En el caso de que sufra daños por líquidos no hemos de encenderlo bajo ningún concepto. Tenemos que secarlo perfectamente, también todas la piezas extraíbles, y recurrir al ya conocido truco del arroz que ayudará únicamente a eliminar la humedad que ha absorbido; aunque puede ser que esto no sea suficiente y haya que recurrir a un técnico para su reparación.

Protege tu teléfono

Una funda colorida no sirve únicamente para dar un toque diferente y personal a nuestro smartphone, sino que ayuda a protegerlo tanto de roturas como de arañazos. Y es que, si elegimos una que lo proteja bien, terminaremos el verano con el mismo teléfono con el que lo empezamos, ya que, según la encuesta realizada por CertiDeal, un 33% afirma haber tenido que cambiar de móvil debido a una rotura; por ese motivo es extremadamente importante elegir una envoltura gruesa.

Además, es conveniente añadir una protección extra con la colocación de un cristal protector que evitará los arañazos que se producen por los granos de arena o a las roturas de pantalla por golpes.

¡Cuidado con el ladrón!

Los teléfonos son siempre los grandes favoritos de los ladrones; sin embargo, en verano su obsesión por estos aumenta. Así que lo primero es mantenerlos siempre protegidos mediante un sistema de bloqueo, ya sea un número PIN o un patrón a seguir, así en caso de haber sido sustraído no tendrán acceso a nuestra información privada.

Otra buena opción es tener activado el sistema de localización de los smartphones que ayuda a buscarlos e ir detrás de la pista del ladrón. Pero si consiguen apagarlo, este sistema no servirá de nada, por eso la contratación de un seguro puede ser realmente útil tanto en caso de sustracción como de pérdida, ya que un 30% ha perdido alguna vez su teléfono móvil de vacaciones, según datos de CertiDeal.

Ir arriba