-

5 pasos para mantener tu iPad impecable, por dentro y por fuera




Ahora que ya tenemos el iPad entre nosotros, es momento de crearnos algo parecido a una rutina para tener el aparato en perfecto estado de revista, tanto por dentro como por fuera, a sabiendas que algunas de sus particularidades implican alguna acción extra por nuestra parte, al menos de momento.

Para muchos pueden parecer tonterías, pero tarde o temprano todos los pasos descritos deben hacerse con cualquier iPad, sin excepción…

  • Lo ideal sería mantener la pantalla impoluta, pero como esto no es posible, hay que limpiarla de vez en cuando. Un trapo seco y suave que no suelte pelo deja la pantalla como el primer día. Una gamuza como la que viene en los Mac sirve perfectamente, o la gamuza que viene con algunas gafas; comprobado. Claro que limpiar a cada momento la pantalla no es plan, así que vamos al siguiente punto…
  • Por mucho que aguante la batería del iPad tarde o temprano tendremos que cargarlo. Si al lado del conector tenemos un trapo de limpieza, matamos dos pajaros de un tiro. Si la carga ya es una acción obligada a corto plazo, el trapito al lado del cargador convertirá la limpieza en un hábito que vuestro gadget agradecerá. Y vosotros también.
  • Si tienes un iPhone o un iPod touch, el cable de este te sirve para sincronizar el iPad. De esta forma evitas el tener que poner en marcha el ordenador para cargar el iPad con su cable, pudiendo mantener enchufado su cargador y su cable directamente en la pared, y el del ordenador sólo para sincronizar. Así somos más sostenibles con el medio ambiente y de paso, la factura de la luz sube un poquito menos.
  • Pásate a menudo por la app store, porque las aplicaciones para iPhone se van actualizando para el iPad, con todo lo bueno que ello implica. pero ojo, porque en muchos casos se tratan de otras versiones hechas específicamente para iPad, que no una simple actualización de la del iPhone para iPad, lo que puede implicar tener la misma app dos veces con dos versiones diferentes. Y con este matiz llegamos al quinto y último punto…
  • Si cuando activaste el iPad sincronizaste con el contenido del iPhone, échale un buen repaso a las apps que tienes. Si una aplicación no la usabas en el iPhone, creo -y sólo creo- que menos la usarás en el iPad, por lo tanto, borrala. Parece que no, pero en el iPad el espacio terminará siendo un punto muy importante, y cada MB cuenta.
También te puede interesar:
Apple demandada de nuevo por violación de patentes
También te puede interesar:
Truco de la semana - Nuevas pestañas en Safari a golpe de clic

Adicionalmente, recomiendo que os hagáis con una funda cuanto antes, si no la tenéis, más que nada para proteger la base del iPad libre de rayaduras. Muchos usuarios optamos por una funda para iPhone desde el primer día aun y siendo de plástico. Más en el caso del iPad, que es de metal.

(A todo esto, en cuanto encuentre una funda mejor que la vende Apple se la cambio; pero eso ya es otra historia…)


Lo último...

CaminoTool, la app que te muestra establecimientos del Camino de Santiago adaptados frente al COVID-19

Para hacer frente a los problemas causados por el Covid-19, la aplicación CaminoTool acaba de ser actualizada con un registro de establecimientos a peregrinos...

Aprende a proteger tu móvil este verano

Los meses de verano es la época del año en la que suele suceder un mayor numero de problemas con el móvil. El tiempo...

Cómo los profesionales de marketing lideran la transformación empresarial

Actualmente los departamentos de marketing están transformando a las empresas con sus innovadores métodos de trabajo. Para lograr esa conversión de clientes que este...

¡No te lleves las manos a la cabeza! Ahora puedes recuperar datos en tu Mac con el chip T2

Seguro que alguna vez has eliminado sin querer una carpeta que contenía archivos importantes en tu Mac. Es normal, somos humanos y erramos, no...

Conoce los 5 mejores móviles libres del mercado

Cuando llega el momento de tener que renovar tu terminal móvil, te surge la gran duda del modelo por el que apostar. Hay tantos,...