Steve Jobs deberá responder ante el juez sobre la demanda por monopolio de iTunes

Steve Jobs deberá responder ante el juez sobre la demanda por monopolio de iTunes 3

Las demandas contra iTunes y Apple al respecto de monopolio son tantas y tienen tantas ramificaciones que es difícil perderse, pero en este caso, sabemos cual es el núcleo del asunto. Simplemente, Steve Jobs tendrá que responder a las preguntas en la causa de la demanda por ser quien conoce de primera mano el porqué Apple realizó cambios en el iPod en 2004, momento en que RealNetworks fue apartado del universo del dispositivo de Apple. La clave parece estar en que se retoma el hilo de una demanda que es anterior a la apertura de la música de iTunes al respecto del DRM.

La corriente que se ha seguido desde el 2004 es simple: la música de iTunes está íntimamente ligada y protegida por y para los productos de Apple y -teóricamente y según la acusación- a cada vez menos reproductores que no son propios de la marca. Este puntal como demanda por monopolio por parte de varias empresas ha sido desestimada varias veces en el pasado reciente (no como demanda inicial, después de la actualización del 2004), pero ahora, con el cambio de las leyes estadounidenses del 2005, la causa podría reabrirse tomada desde otro flanco: el hecho de que Apple no licencie a terceros su tecnología de derechos digitales Fairplay coloca en una posición de monopolio a la compañía o al menos, esto es lo que se dice en la demanda.

De todas formas, y después de que Apple abriera el DRM de la música de iTunes, es poco probable que la demanda prospere. Pero para tranquilidad de todos los demandantes al respecto de este asunto, un juez ha estimado conveniente que Jobs responda durante 2 horas a varias cuestiones, no sin antes, advertir que lo más probable es que Jobs no desvele nada que no haya sido hecho público por la compañía, o que ya haya sido descrito en los numerosos dossiers de la causa.

También te puede interesar:
Steve Jobs está clasificado como uno de los 50 norteamericanos más ricos