Consejos para mejora la privacidad de tu Mac

Los equipos informáticos fabricados por Apple tienen la fama de ser muy estables y seguros, en gran parte por el hermetismo de su propio sistema operativo. Hasta hace un tiempo, era impensable encontrar algún tipo de virus que pudiera afectarles, pero las cosas han cambiado y hoy en día es posible encontrarnos este tipo de malware que ponen en riesgo la información almacenada en estos dispositivos. Si piensas de todas maneras que no debes de seguir ninguna recomendación o consejo adicional y lanzarte a la brava a trabajar o navegar por la red sin tomar precauciones, estás en un error. Para que puedas trabajar con tu Mac, MacBook o MacBook Pro en cualquier de sus versiones con total seguridad, hoy os dejamos una serie de sencillos consejos para poder hacerlo con tranquilidad y sin riesgo de sufrir algún ataque.

Instala un buen antivirus

Existe la leyenda urbana en la cual se dice que a los Mac no les afectan los virus. Es verdad que les afecta menos que a otros sistemas operativos, pero nunca está de más estar preparados y tener instalado un buen antivirus que nos proporcione máxima seguridad. Por ejemplo, está el caso de Bitdefender Antivirus para Mac que ofrece protección completa para este tipo de equipos. Se trata de un producto que ofrece protección contra ransomware de varias capas, utilizando la detección de comportamientos propios de las amenazas para prevenir infecciones. Podéis ver más información en la siteweb Bitdefender.

Actualizar el software de forma regular

Quizás sea la mejor forma de estar protegidos antes cualquier tipo de vulnerabilidad. Cada nueva versión de MacOS, soluciona problemas de seguridad detectados en versiones anteriores y que pueden ser aprovechadas por los atacantes para entrar en nuestros equipos. Debido a esto, es muy importante dedicar parte de nuestro tiempo a actualizar nuestro Mac cada vez que se lance una nueva versión.

Realizar copias de seguridad

Toda precaución es poca a la hora de mantener a salvo la información que guardamos en nuestro equipo. Llevar a cabo una política periódica de copias de seguridad nos aportará garantía de poder rescatar los datos cuando sea necesario. Podemos hacerlo de forma manual o bien utilizar alguna herramienta que se encargue de llevar a cabo estas copias. Eso sí, recordar guardar estas copia en dispositivos ajenos a nuestro Mac.

Hacer uso de una VPN

Al hablar de VPN nos estamos refiriendo a una red privada virtual, en inglés Virtual Private Network. Consiste en utilizar una red en la que los ordenadores no están conectamos físicamente entre sí, mejorando de esta forma la seguridad a la hora de movernos por la red. Este tipo de servicios suelen ser de pago, aunque también es posible encontrarnos algunas opciones gratuitas. De todas formas, se trataría de una pequeña inversión para mejorar nuestra seguridad.

Revisar quien tiene acceso

En ocasiones damos ciertos permisos a aplicaciones un poco a ciegas. Debido a esto, es importante que de vez en cuando revisemos a quién hemos concedido estos permisos, por si hay que revocarlos. Esto se puede ver en Preferencias del Sistema y ahí en Seguridad y Privacidad. Si vemos que algo no nos inspira demasiada confianza, mejor quitarle el acceso.

Cuidado con lo que nos descargamos

La última recomendación para disfrutar de un Mac seguro es tener cuidado con las descargas que hagamos. A ser posible, estas siempre deberían ser de la propia App Store o de páginas oficiales de software. No caigas en el error de pinchar sobre enlaces de páginas no fiables o de enlaces que nos envíen por correo electrónico.

Además de los consejos vistos a lo largo de la entrada, ¿qué otras recomendaciones pensáis que deberíamos tener siempre presentes? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!