Fotos psicodélicas con el iPhone

3.jpg

El iPhone utiliza un sensor CMOS que se desplaza como mas como un escaner, que en apertura circular, que es lo que hacen los CMOS de las cámaras tradicionales.

Además, el CMOS del iPhone parece ser también algo mas lento que el sensor CMOS de una cámara digital de última generación. Por tanto, mientras la cámara toma la imágen, cualquier cambio, por pequeño que sea del movimiento del usuario hará que quede grabado.

Esta peculiaridad ha sido aprovechada por algunos para, en vez de lamentarse por la carencia, aprovecharla para hacer fotos especiales, con efectos provocados por esos pequeños cambios de movimiento, exposición. El resultado lo puedes ver en este vídeo …

Vía | Lifehacker