La conferencia de desarrolladores C4 se cancela por culpa de las políticas de Apple

Parece que el reciente abandono –dice Steve Jobs que temporal– del encuentro de desarrolladores de aplicaciones para Mac OS X ha iniciado un efecto dominó que amenaza con otras iniciativas similares formadas al margen de la compañía de Cupertino. La que puede que sea la más relevante en el marco de las independientes, el encuentro C4, también se ha cancelado.

C4 nació como alternativa a MacHack, otra conferencia independiente de desarrolladores que se canceló en 2006. Ahora, la C4 también baja el telón, por culpa de las políticas de Apple, según el máximo responsable del evento, Jonathan “Wolf” Rentzsch. El motivo es tan sencillo como que los desarrolladores se han desmarcado del interés de este tipo de eventos, como reacción al abandono de Apple por el desarrollo de Mac OS X durante la WWDC de este año.

Algunos no han tardado en cargar contra la política de Apple y sus decisiones que están terminando con la comunidad de desarrolladores, así como contra la decisión de cancelar uno de los últimos reductos para desarrolladores con una repercusión mínimamente importante. Aunque tampoco es nada sorprendente que esté ocurriendo algo así, si tenemos en cuenta que el evento estrella este año no va a tener lugar. El hecho de que uno de los eventos independientes se haya cancelado demuestra hasta qué punto la compañía podría repercutir en el avance de Mac OS X, ya que si alguien cree que Mac OS X es sólo Apple, está en un error.

El efecto dominó que menciono en las primeras líneas es simple. ¿Alguien se ha planteado cuantos desarrolladores quedan fuera de juego desde que Apple ha prohibido Flash en el desarrollo de la plataforma iPhone? Ah si, que hablamos de Mac OS X, bien. Primero Apple dejó de lado Flash, y luego directamente, lo prohibió. Ahora, Apple deja de lado Mac OS X. Eso no significa necesariamente que la compañía vaya a abandonar Mac OS X, pero todo el mundo sabe dónde está el negocio en los tiempos que corren. En el peor de los casos, creo que algo básico está a punto de cambiar en el aspecto de Mac OS X, y posiblemente, no gustará a muchos.