¿Y cuando termine la exclusividad del iPhone con cada operadora, qué?

iPhone_3Gs_back

Cuando llegue el momento ya nos preocuparemos de eso; si ese momento llega, claro. Esta es la única respuesta que obtuvimos ante la gran pregunta que comentamos en otro artículo, y que tiene una relación paralela; sobra decir que recomendamos su lectura para tener una idea muy aproximada de lo que podría ocurrir.

El iPhone incorpora funciones concretas que están íntimamente ligadas a los servicios de la operadora exclusiva de cada país. Esto es, que si bien el terminal puede llevar a cabo su cometido, llamémosle teléfono en este caso, no puede ofrecer funciones paralelas si la operadora en cuestión no está preparada para ello. Me refiero a funciones como el tethering, el buzón de voz visual, los mensajes MMS, el correo, o cualquier tipo de navegación por la red. Esto es gracias – o por culpa de- el archivo firmado de la operadora exclusiva que el iPhone acepta solamente a través de iTunes.

Si el día de mañana la operadora exclusiva cambia, las posibilidades para que podamos seguir utilizando el terminal en toda su extensión pasa por varias alternativas, partiendo de la base de que la operadora debe poder ofrecer estos servicios.

1) Que Apple a traves de iTunes actualice el archivo de la nueva operadora, y lo suba a todos los iPhone, pero eso implica…

  • A) Que todos los usuarios tengamos que cambiar de operadora nos guste o no
  • B) O bien, que no tengamos que cambiar de operadora, pero a costa de no poder usar algunas de las funciones del terminal

Otra alternativa…

2) Que Apple permita la descarga de archivos firmados de las operadoras que sean técnicamente capaces de ofrecer los servicios complementarios del iPhone, para que el usuario pueda escoger la que prefiera, o bien…

3) Que Apple fuerce la compra de otro modelo con otra operadora exclusiva -de nuevo- porque el 3G y 3GS ya estan atrasados en el tiempo. Luego, ¿que hacemos con los antiguos si siguen funcionando igual? Volvemos al punto B de la primera opción.

Simple y llanamente, parece -y sólo parece- que se avecina un marrón de tres pares, para Apple y para los usuarios. Hace años que las exclusividades del iPhone se mantienen intactas, pero tarde o temprano cambiarán de manos o dejarán de existir. Y ojo, porque a mediados del próximo año terminan los contratos de los primeros iPhone 3G que se vendieron.