Claves a tener en cuenta a la hora de cambiar de operador móvil

El mundo de la telefonía móvil es un campo que está en continuo movimiento. Los diferentes operadores buscan las mejores formas de atraer a un mayor número de usuarios hacia ellas. Para conseguir este objetivo, es habitual que lancen al mercado grandes ofertas de móvil con precios y características muy atractivas para el consumidor. Esto provoca un continuo movimiento de usuarios de unas compañías hacia otras. Si tú también estás pensando en cambiar de operador móvil, a continuación os daremos algunas claves a tener en cuenta en todo el proceso.

Conocer si tienes permanencia con tu operador actual

Antes de realizar ningún movimiento para cambiar de operador móvil, lo primero que habría que hacer es conocer si existe algún tipo de permanencia con el operador actual. De ser afirmativa la respuesta, tendrás que dar solución a esta situación para poder cambiar de compañía. La permanencia se suele dar cuando se ha adquirido algún terminal con ellos que se está pagando a plazos o bien alguna promoción especial.

En estos casos, la solución pasa por hablar con ellos para ver lo que se puede hacer para liberarse de esta permanencia. Lo más habitual es tener que pagar alguna multa que sea proporcional al tiempo que nos quede de permanencia.

Cambiar de compañía manteniendo el mismo número

Dentro de los derechos de los usuarios de operadores de telecomunicaciones, está el de poder mantener el mismo número de teléfono cuando se cambia de operador. Esta suele ser la opción más habitual, pero el proceso sigue siendo igual de sencillo. La nueva compañía preguntará si quieres mantener el número, de ser así te pedirá que se lo indiques y ya serán ellos los que se encarguen de todo el proceso. Lo más habitual, es que se reciba algún tipo de mensaje donde se tenga que confirmar que aceptamos el cambio de empresa.

También te puede interesar:
Por qué no debes arrepentirte de quedarte con tu iPhone 6s

Elegir la nueva tarifa móvil

El principal motivo que nos puede llevar a solicitar un cambio de operador móvil, suele ser el económico, aunque también problemas técnicos que podamos tener y que no nos solucionen. En el caso económico, lo que debemos buscar es una tarifa que nos ayude a ahorrar dinero pero que a la vez nos ofrezca, al menos, las mismas condiciones y servicios que teníamos. Al ser posible, debería tratarse de un plan con minutos ilimitados y un buen puñado de gigas de datos para poder navegar por la red.

Tener en cuenta las contraofertas

Son muchas las personas que una vez que empiezan el proceso de cambio de operador, ya no quieren saber nada de su empresa actual. Esto es un error, ya que en muchos casos suelen contactar con el usuario para realizarles una contraoferta para ver si de esta forma cambian de opinión y siguen con ellos. Estas contraofertas, en algunos casos, pueden ser mejores que la nueva tarifa elegida en el nuevo operador. De ser así, siempre podemos quedarnos en la actual compañía y cancelar el cambio. Aquí es importante saber que esta cancelación podría suponer la pérdida del dinero que pudiéramos haber adelantado a la nueva compañía como concepto de nueva tarjeta SIM o similar.

Negar el cambio de compañía

Esta es la pregunta que muchos se hacen cuando inician este tipo de cambios. La respuesta es afirmativa, pero el nuevo operador te informará de los motivos de la cancelación. Entre los motivos habituales que se dan están datos erróneos o incompletos, que el titular no coincida en alguno de los números móviles, otras solicitudes en curso o tarjeta SIM denunciada por robo.

También te puede interesar:
Jefe o líder, la batalla entre poder y liderazgo

Esperamos que todo lo que hemos comentado a lo largo de nuestra publicación de hoy, os sirva en vuestro proceso de portabilidad hacia otra compañía.