Desarrolladores amenzan a Apple con demandarla por demora en sus pagos

appstore-300x232

Seguramente ya habrás leído sobre ésto, pero desafortunadamente los problemas continúan para los desarrolladores de la AppStore; Apple sigue realizando pagos tardíos a algunos desarrolladores y hasta se ha dado el lujo de no pagarle ni un céntimo de sus ganancias, a otros tantos.

A tal grado a llegado el enfado de los desarrolladores, que algunos están amenazando a Apple con demandarla por incumplimiento de contrato. Aunque también hay que puntualizar que ésta demora, sólo está afectando a unos cuantos, no a todos. Lo que si es generalizado, es la queja de todos ellos por el nefasto servicio al cliente que la compañía les proporciona.

Los desarrolladores descontentos, se basan en el contrato que han firmado con Apple donde se estipula que los pagos a desarrolladores, se harán dentro de los 45 días posteriores al término de cada mes. El problema es que Apple no ha pagado dinero que cobró desde el Otoño del 2008.

Incluso, hay un desarrollador al que no le han pagado absolutamente nada desde Noviembre del 2008. Dicho desarrollador ha enviado demasiados correos electrónicos exigiendo su pago a Apple, cuestión que ha servido para que el ejecutivo que está a cargo de su caso, lo acuse de acoso.

Y no es el único, se tiene conocimiento de otro desarrollador al que Apple no le ha pagado desde Septiembre del 2008 y se asegura que Apple le adeuda cerca de $7,000 Dólares. Sin embargo, hay que estar conscientes de que éstas amenzas provienen de un foro de discusión donde los usuarios se pueden aprovechar del anonimato que éste les brinda para actuar de la manera en que lo están haciendo.

No se trata de la primera ocasión en que los desarrolladores se quejan, para evitar ésto, lo que Apple debe de hacer es acelerar sus procesos y como mínimo, cumplir con las claúsulas que ellos mismos estipularon. Y peor aún, deberán de estar más enfadados después de que Apple dio a conocer sus reportes financieros para el trimestre fiscal que acaba de finalizar.

Vía | TechCrunch