Distrito escolar espiaría a los alumnos mediante las cámaras de los MacBook

Esta historia es el resumen de la fuente original, sumada a las aportaciones que están vertiendo algunos lectores, que dicen estar cercanos a la situación. Esta se desarrolla en la Lower Merion School District, en Pennsylvania, donde el centro está siendo objeto de una investigación del FBI, impulsada por los padres de los alumnos poseedores -que no propietarios- de 2300 Macbook, bajo sospecha de que el centro podría estar usando las cámaras iSight de los portátiles para espiar a los estudiantes.

El problema salta cuando un estudiante es amonestado por conductas inapropiadas mientras tomaba unos caramelos que fueron tomados por algún tipo de pastilla, estimulante, o similar, y se pregunta cómo los responsables del centro han llegado a esta conclusión, cuando el alumno se encontraba en su casa en ese momento. Evidentemente a partir de esto, muchos se preguntan si por ahí corren imágenes suyas saliendo de la ducha, por ejemplo, mientras otros aseguran que tapan cámara y micro por si acaso.

El centro asegura que la intención inicial, ya finalizada, era la de localizar a estudiantes si no asistían a clase, y que no están utilizando las cámaras para fines poco claros. Cada alumno firmó en su momento un documento de préstamo del portátil, pero no se especifica ningún tipo de uso de la cámara, ni el centro se reserva el derecho de espiar a los alumnos de forma remota.

La investigación se centra ahora en descubrir si el centro ha atentado contra la intimidad de sus estudiantes, y si ha violado el secreto de telecomunicaciones privadas.

1 Comentario

Comments are closed.