La absurda historia de Pulse, que ya está de nuevo disponible en la App Store

Esta es una intensa y absurda historia pero con final feliz, ya que al contrario de lo que a estas alturas siguen apuntando muchos medios, Pulse vuelve a estar disponible en la App Store (enlace a iTunes) después de que fuese retirada de la tienda poco después de que el mismísimo Steve Jobs la usase como referente para iPad, en la última keynote.

No hay ninguna declaración oficial -de momento- por parte del New York Times, rotativo el cual, esta vez, ha metido el remo hasta el fondo…

Pulse es una aplicación que te muestra los feeds de la red de otra manera, mucho más ilustrativa que un feed de texto plano, y todo ello, adaptado a la espectacularidad del iPad. El propio Steve Jobs tuvo unas palabras para la aplicación en la última keynote; la mostró al público y la tildó de “maravilloso lector de RSS” para un aparato como el iPad. Eso fue por la mañana en San Francisco. Por la tarde, la aplicación era retirada de la tienda.

La aplicación era una de las más descargadas hasta entonces. El coste de apenas 3 dólares se considera una inversión muy buena por lo que ofrece la aplicación en si. No es extraño entonces, que la app sea una de las más descargadas por los usuarios, y al ser de pago, una de las más rentables para sus responsables como para Apple. La retirada fue motivada por el New York Times, porque la app incluye por defecto su feed RSS y probablemente esta aplicación podía haber sido vista como una amenaza al negocio del rotativo, que también tiene su propia aplicación -de pago- para acceder a su contenido. Irónicamente, el diario incluyó recientemente un artículo alabando las cualidades de Pulse. Con ilustraciones del NYT en Pulse, claro está.

Muchos aseguran que el NYT acusó de violar la propiedad intelectual suya mediante Pulse, y de ahí la petición de retirada. Este pensamiento parte, de hecho, de los abogados del periódico, que mandaron una misiva a Apple indicando que los desarrolladores de Pulse se nutren económicamente del contenido del NYT. Esto no es así, ni por asomo.

Pulse se nutre de los feeds RSS de la red. Punto. El pago de Pulse es en concepto del continente de la app, no del contenido en si, del cual se encargan otros que no tienen nada que ver con Pulse. En base se trata de un aglutinador de RSS, como lo hace Google Reader, por poner un ejemplo. ¿Pero que ocurre? Que si uno compra Pulse no tiene motivos para comprar la app del NYT, mucho más cara, y que “sólo” ofrece el NYT, por supuesto.

Si el NYT no quiere aparecer en el listado de feeds y en la web, y solamente llegar a sus usuarios mediante un pago por subscripción, basta con hacer un telefonazo a Google para que lo elimine de la red abierta, y punto final. Y si eso por lo que fuera no es viable, basta con eliminar el NYT de Pulse (que lo harían sus desarrolladores), y aquí paz y después gloria.

Claro que, al NYT le interesa estar en todas partes, pero de ahí a convertirse en juez que decide lo que puede y lo que no puede aparecer en la tienda de Apple, hay un trecho muy muy largo. Tal vez por eso, Apple ha creído conveniente subir de nuevo la app a la tienda, porque no es plan que se la acuse de ceder ante el New York Times, que en este caso, no tiene razón, se ponga como se ponga.