La próxima versión de Safari incorpora una protección contra cierres inesperados por plug ins

Entre las varias mejoras de software sobre las que está trabajando Apple y un reducido grupo de desarrolladores, se encuentra una nueva versión de Safari que incluye un sistema de protección del navegador en caso de que un plug in se cierre inesperadamente, afectando así la estabilidad general del navegador.

Cuando un plug in se colapsa provoca muy a menudo que todo el navegador caiga en cuanto a velocidad, e incluso llegue a cerrarse. Hay algunos complementos no oficiales que permiten devolver el navegador al estado anterior al cuelgue, como Glims, aunque este complemento, entre otros, no eliminan el problema. En la mayoría de casos el culpable de estos problemas es Flash de Adobe.

Safari 4.0.5 incluiría además mejoras en cuanto a estabilidad y velocidad, una mejor gestión de diversos módulos, una carga más veloz de algunos elementos, y una mayor apertura a HTML5, que casualmente, se apunta a que substituirá a Flash en breve.