Las aplicaciones web en la pantalla principal de iOS, más lentas que directamente desde Safari

Las aplicaciones web en la pantalla principal de iOS, más lentas que directamente desde Safari 3

En las ultimas horas han aparecido unas conclusiones llevadas a cabo por varios expertos y desarrolladores que confirman que las aplicaciones web guardadas en la pantalla principal de los dispositivos iOS se ejecutan más lentamente que directamente bajo Safari, es decir, accediendo a ellas mediante el navegador, y no mediante un acceso directo. Como término medio, las aplicaciones web tardan el doble que mediante el navegador.

El motor JavaScript Nitro se apunta como el causante de esta ralentización, al brillar por su ausencia en las aplicaciones web. Dicho motor es uno de los caballos de batalla de la última versión de iOS, y parece que no funciona con las aplicaciones web guardadas en forma de accesos directos. Es aquí donde ya han surgido rumores de que Apple esté forzando a que se use Safari antes que cualquier otra opción, ya que da la sensación de que el motor JavaScript Nitro sólo funciona bajo Safari cuando se ejecuta cualquier acción en la web directamente. La teoría que suena más coherente es que el motor Javascript Nitro, al ser de Apple, a la compañía sólo le interesa que funcione bajo su propio entorno, que no bajo un entorno de terceros aunque éste corra bajo el universo de Cupertino. Pero por esta misma regla de tres, y dados los límites que impone la compañía al respecto de las apps que duplican funciones nativas del sistema, se apunta que Apple debería facilitar el acceso a terceros a la tecnología que consigue que todo vaya más rápido, como JavaScript Nitro en este caso. Sobra decir, que en el caso de aplicaciones web de terceros -con su propio navegador NO basado directamente en Safari- el resultado es el mismo; todo va más lento, algo que a los desarrolladores, evidentemente, no les gusta.

También te puede interesar:
100 MMS gratis para enviar fotos a Facebook

Lo que suena más evidente es que Apple está intentando cohartar de esta forma una posible proliferación de webapps en favor de aplicaciones, que se venden, no lo olvidemos, a través de la App Store y de la cual Apple se beneficia. La cuestión de fondo es si este asunto ha sido premeditado por Apple, o no es más que algo tan simple como un fallo que se corregirá en cuanto sea posible. Por el momento, en Cupertino ya están recibiendo informes sobre esta particularidad, sin que haya ningún comunicado más o menos oficial al respecto.