Marcado láser en metales para conseguir un resultado preciso

¿Alguna vez os habéis parado a pensar cómo se fabrican todos y cada uno de los dispositivos electrónicos que utilizamos cada día? Si en alguna ocasión has tenido la oportunidad de ver uno por dentro, habrás encontrado con multitud de placas y pequeños elementos que se encargan de que todo funcione de forma correcta. En muchas ocasiones, estos elementos son de carácter metálico, presentando marcas en su superficie que hacen referencia a sus fabricantes. Ahora bien, ¿cómo es posible hacer esas marcas en elementos tan pequeños? La respuesta la tenemos en el marcado láser de metales, una técnica muy precisa y que garantiza una mayor visibilidad.

¿Qué es el grabado láser?

Antes de nada, es importante conocer en qué consiste el grabado láser, la tecnología que llegó para sustituir al grabado tradicional, mucho más lento y menos preciso. El grabado láser es una tecnología que permite marcar cualquier material mediante el uso de una luz artificial dirigida hacia un punto. Es lo que conocemos habitualmente como rayo láser y que hemos visto en muchas películas.

El uso del láser en industria es algo muy común que es utilizado para un sin fin de actividades entre las que podemos destacar la perforación de materiales, soldaduras, cortes precisos o limpiezas. Pero además en la industria, otros campos como la medicina o la joyería también se benefician de sus características. Sin ir más lejos, un láser con la potencia adecuada será capaz de cortar materiales finos ideal para la creación de collares y pulseras que contengan nombres o iniciales, así como otros recortes complicados. Haga clic aquí para ver más información al respecto.

Ventajas sobre otras técnicas de marcado

Entre las innumerables ventajas que ofrece la técnica de marcado láser de metales, destaca el grabado de elementos más precisos. Esto favorecerá su legibilidad, permitiendo a su vez, identificar de forma más fácil el fabricante de ese elemento. También se trata de una técnica menos agresiva que los métodos tradicionales, pudiéndose utilizar en elemento más delicados. Esto es así debido a que este tipo de grabado no llega a tocar el material. La superficie de la pieza marcada estará siempre intacta y no sufrirá ningún tipo de alteración.

También es importante hablar sobre su flexibilidad a la hora de realizar los grabados. El láser permite poder grabar cualquier elemento o marca, ya sea dibujos personalizados, letras, números o cualquier otra cosa. Todo ello sin perder nada de calidad.

Cuando se lleva a cabo algún tipo de grabado sobre una pieza, lo que se busca es que esta marca perdure en el tiempo. El marcado con láser garantiza esta durabilidad, creando elaboraciones duraderas y resistentes a todo tipo de productos ya sean ácidos, agentes químicos o cualquier otro tipo de fenómenos.

Ahora ya sabéis como las empresas son capaces de grabar sus logotipos en elementos tan pequeños con tanta precisión. ¿Conocíais esta técnica? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!