Patente de Apple desvela un portátil con microproyectores

En Cupertino siempre han dado la sensación de querer adelantarse en tecnologías que a día de hoy nos parecen ciencia ficción. En algunos casos no han acertado, pero en la mayoría de ocasiones han marcado lo que otros han imitado posteriormente, y este caso puede ser otra prueba.

La imagen muestra un portátil con dos proyectores en la misma carcasa. Uno teóricamente sería de mayor calidad y nitidez para dedicarlo a usos grandes, y otro de menor calidad situado en un lateral. En cualquiera de los casos se eliminarían de un plumazo todas las dificultades de conexión de cables que se requieren ahora mismo para poder ver lo que ocurre en el Mac a través de un proyector, pero por otra parte, quedaría en segundo plano el conector Mini DisplayPort que, al margen de lo que lo que prodigue Apple y lo que nos quejemos los usuarios por sus incompatibilidades y por lo que cuesta encontrar periféricos afines, sigue ahí.

Hay otro punto a tener en cuenta, y es que un proyector se usa para fines muy concretos, y puede que muchos usuarios no le sacaran partido, sin olvidar lo que cuesta mantener funcionando un proyector; y si no, preguntad por ahí lo que vale una bombilla de proyector. A todo esto, ¿como se cambiaría esta bombilla?¿Podría hacerlo el propio usuario?

Más sencillo: de la patente de algo a su producción en masa, hay un trecho muy largo. Al tiempo.