Apple podría cobrar por las futuras actualizaciones completas del iPad

Los usuarios del iPod touch siempre se han quejado de que Apple les cobra por las actualizaciones de software, cuando dichas actualizaciones son mejoras y nuevas funciones que en el iPhone se sirven de forma gratuita o de serie en los nuevos modelos del terminal. El iPad podría seguirla misma senda que el iPod touch en este sentido.

Una reciente actualización de la versión Golden Master del software iPad 3.2 desvela las políticas que Apple se reserva el derecho de aplicar en el futuro. La traducción aproximada del párrafo de la discórdia sería mas o menos así…

  • Apple proporcionará las actualizaciones de software de sistema operativo del iPad que puedan liberarse de vez en cuando, incluyendo las versiones del iPad OS superiores a la versión del software del sistema operativo que iPad incluye de orígen, de forma gratuita. Por ejemplo, si el iPad originalmente incluye el software iPad 3.x, Apple proporcionará las actualizaciones de software de sistema operativo incluyendo la versión 4.x del software. Estas actualizaciones y las liberaciones no necesariamente incluyen todas las nuevas características de software que Apple libera para los modelos más nuevos del iPad.

Personalmente entiendo que Apple proporcionará soporte de software de cambios y mejoras en el iPad gratuitamente, pero NO proporcionará las nuevas funciones que surjan en el futuro, ni las incluidas en los futuros modelos del dispositivo, de forma gratuita. Así pues, si nos ceñimos al texto, Apple serviría el software hasta la versión 4.x como mejoras y corrección de errores, mientras que a partir de la versión 5.x se servirían como nuevas funciones de pago, al margen de si las versiones 5.x y superiores incluyen también mejoras y correcciones de errores.

El motivo por el que Apple hace pagar a los usuarios del iPod touch por las actualizaciones corresponde a motivos financieros ligados a leyes contables y financieras estadounidenses, y el porqué estas leyes se aplican fuera del territorio estadounidense sigue siendo un misterio que no gusta nada a los usuarios de casi todo el mundo.