iPhone 3.0: Lo que Apple no ha anunciado y que podría venir

apple-2009-iphone-3_apps_app

Poca broma, porque lo que Apple anunció ayer es solo una pequeña parte de lo que se lanzará en el próximo iPhone software 3.0. Se han apuntado las que posiblemente sean las novedades más destacables, pero a juzgar por estas, tal vez la compañía esté ultimando otras características tan atractivas y solicitadas como las que ya se conocen oficialmente. Y es que si observamos algunos detalles, veremos hacia donde podrían ir los tiros…

No nos equivoquemos: el Bluetooth del iPhone no ha sido liberado. Una cosa es que se pueda utilizar para poder escuchar música, vincular dispositivos, o comunicar dos terminales para montar una partida multijugador, pero hasta el momento nadie ha hablado de que el Bluetooth del iPhone pueda servir para intercambiar archivos entre dispositivos. Si tenemos un iPhone y unos auriculares Bluetooth compatibles, más un tercer dispositivo Bluetooth, éste puede utilizarse para meter cualquier cosa en el terminal. Por lo tanto, la protección enfermiza del Bluetooth del iPhone es cada vez más absurda.

Hay quien apunta que el modo apaisado no solo se aplicará al teclado, sino a cualquier aplicación. Ojo, porque de ser eso cierto implicaría la reconstrucción casi total de la mayoría de aplicaciones de la App Store, a menos claro, que Apple tenga algún as en la manga al respecto. Dicho de otra manera, una cosa es que el terminal permita poder ver cualquier aplicación en modo apaisado, y otra muy diferente es que cada aplicación lo permita o que sus desarrolladores la programen a tal efecto. Porque por esta misma regla de tres, también se deberían poder ver aplicaciones en modo vertical que hasta ahora solo se pueden ver en modo apaisado.

Si la característica de los MMS se lanza tal y como ha sido anunciada, esta será una utilidad a medias. En teoría podremos recibir cualquier mensaje multimedia, pero no crearlo a nuestro antojo, ya que uno de los grandes atractivos de los mensajes MMS es la posibilidad de poder enviar vídeos cortos. Y eso no es posible a menos que el iPhone grabe vídeo. Yo es que no le veo mucho sentido a un mensaje multimedia que es una simple foto con una frase en forma de nota de voz, frente a un vídeo a tiempo real, con sonido inclusive, no hay punto de comparación.

Miedo me dan las aplicaciones en segundo plano en modo push, porque estas dependerán de hasta 4 servicios diferentes y en doble sentido: 1) La aplicación del iPhone 2) El servidor de la aplicación 3) El servidor de Apple 4) La operadora de turno. En caso de fallos -que los habrá, sobretodo al principio- estos se pasarán cual patata caliente entre las empresas responsables y pagarán justos por pecadores. Por no hablar de las posibles saturaciones si alguna aplicación despunta exitosamente por encima de otras.

El hecho de que se permita desarrollar aplicaciones y mejoras del GPS abre la posibilidad a que se creen aplicaciones y mejoras habladas, al mas puro estilo de un GPS para el coche, que nos va cantando las maniobras y detalles de la ruta sin tener que mirar la pantalla. Apple tal vez implemente VoiceOver para mejorar esta experiencia y de paso, posibilitar otras tantas, como en el caso del nuevo iPod Shuffle.

La implementación de controles parentales abre la posibilidad de que se flexibilicen algunas medidas de la App Store, y podríamos tener una oleada de aplicaciones picantes para el dispositivo. No hay que olvidar dos cosas: la primera, que el iPhone fué presentado como un dispositivo para llevar internet en el bolsillo; y la segunda, que internet es la mayor -y lucrativa- fuente de porno del mundo.

La posibilidad de poder utilizar el iPhone como módem podría estar mas cerca que nunca, ya que preguntada al respecto, Apple ha respondido que ya está en negociaciones con las operadoras. Absurda la pugna que mantiene Apple con las operadoras, cuando estas ya tienen cobradas de antemano y bajo contrato los datos de cada usuario. Les da igual si los datos se quedan en el iPhone o salen del iPhone hacia otros aparatos, a menos claro, que pretendan sangrar a los usuarios con una doble tarifa de datos, una para el iPhone, y otra para el módem USB o similar para el portátil. Totalmente absurdo, pero evidentemente muy lucrativo.

A ver, que alguien me lo explique. ¿Que es eso que ha dicho la compañía de sobre Flash no vamos a hablar hoy? Eso significa que casi lo tienen a punto de lanzar o que no les interesa porque implementar Flash supondría un arma muy dañina para su -dijeron, literalmente- lucrativa App Store,que sigue ganando enteros con los videojuegos, los cuales han sido los protagonistas de la presentación del iPhone 3.0?

4 Comentarios

Comments are closed.