La inclusión de Bing como buscador en los productos de Apple podría ser perjudicial para la compañía

Un análisis hecho por Oppenheimer, sugiere que un acuerdo entre ambas compañías para incluir el buscador de Microsoft en el iPhone, podría traer muchos riesgos para Apple, sobre todo, después de que la compañía de Cupertino se ha formado una “identidad” al criticar a su más acérrimo rival por medio de la publicidad de Get a Mac.

Este análisis de Oppenheimer es una respuesta a muchas dudas que los inversionistas han comenzado a externar después de que se ha dado a conocer que ambas compañías podrían estar en pláticas para añadir el buscador de Microsoft para sustituir al de Google en el navegador Safari del iPhone.

El analista de Oppenheimer Yair Reiner, afirma que la batalla entre Apple y Google, apenas está comenzando y lo peor está por suceder en los próximos meses. También ha dicho que las diferencias entre ambas compañías son muy grandes debido a que Apple busca convertirse “en un nicho especial en un mundo de servicios genéricos” y Google por su parte busca “convertirse en un servicio especial en un mundo de nichos genéricos“.

Apple, llegando a un acuerdo con Microsoft, podría contrarrestar la competencia que genera Google; sin embargo, este analista cree que dicho acuerdo podría traerle a Apple más riesgos que beneficios, sobre todo por que dicha “sociedad” podría causar un choque con la campaña de Mac vs. PC, que ha identificado a Apple exitosamente por tantos años.

Por otro lado, se asegura que para Google, este acuerdo podría resultar negativo a largo plazo aunque muy probablemente los usuarios seguirán prefiriendo a Google como buscador; por lo que seguirían haciendo sus búsquedas por medio del propio navegador o descargando la aplicación de Google para dicho efecto.

En cuanto a AT&T, esta pelea servirá para destacar “la pérdida del control que la operadora tiene sobre sus clientes“. Afirman que AT&T sería el gran perdedor porque no recibe ninguna ganancia del software que hay disponible en la AppStore. Además, esas aplicaciones de las que no recibe ni un Céntimo, son las “culpables” de que la red de la operadora ofrezca un servicio deficiente.

En Oppenheimer afirman que “este acuerdo podría intensificar la competencia para que el terminal finalmente pueda ser ofrecido por otras operadoras y así acelerar la cancelación del acuerdo de exclusividad que tienen entre sí, Apple y AT&T. También puede ser muy probable que los fabricantes de terminales móviles terminen por construir su propio mercado de aplicaciones móviles que puedan ser capaces de competir con el iPhone gracias a los acuerdos que firmen con Nokia, Google, RIM, etc“.

Ahora bien, estas especulaciones lo único que logran es que la tensión entre Google y Apple crezca día con día, pero aún así sería demasiado riesgoso que Apple desaparezca todos los rastros de Google en el iPhone, aunque esa sea la intención en Cupertino.

Por último, tal y como están las cosas, se puede decir que éste es apenas el principio de una nueva batalla entre Apple y un nuevo rival. ¿Nos convendrá a los usuarios? No lo podemos afirmar todavía, esperemos así sea.

Vía | AppleInsider