¿Cómo organizar las apps en iPhone y iPad?

Todos los usuarios de dispositivos con sistema operativo iOS, es decir del iPhone y el iPad, sabemos que por la gran capacidad de almacenamiento de estos terminales es posible descargar aplicaciones y aplicaciones, sin preocuparnos por organizarlas. Sin embargo, si al cabo de un tiempo tienes imposible encontrar algunas de ellas, te vamos a enseñar algunas formas sencillas de poder darles un orden.

Por carpetas funcionales

En efecto, lo que hace un servidor es organizar en su móvil todas las aplicaciones que tiene descargadas dentro de distintas carpetas, cada una de las cuales tiene un segmento específico, como por ejemplo podemos hacer una para todas las plataformas sociales, otra para todo lo que tenga que ver con el correo electrónico, otra para webs de compra y venta, y alguna para los principales videojuegos que nos entretengan.

iOS apps

Por colores de los íconos

Si la primera alternativa no te convence demasiado, otra muy buena propuesta que no puedes dejar de tener en cuenta tiene que ver directamente con el color de los íconos. Habrás notado que los más utilizados son el verde y el azul, aunque hay otros como el rojo y el amarillo, que si los ponemos en orden, nos ayudarán a encontrar más fácil todas nuestras aplicaciones.

Por orden alfabético

Si eres un maníaco del orden, puede entonces que encuentres como mucho mejor opción el organizar todas las aplicaciones que poseas descargadas en el móvil directamente por orden alfabético. Eso te permitirá saber perfectamente dónde se encuentra cada una de ellas, aunque tiene el punto en contra de que algunas como WhatsApp o Twitter te quedarán en el fondo de todo.

También te puede interesar:
iPhone es el smartphone más seguro del mundo

Por la posición de la mano

Tal vez la forma más curiosa y original de organizar todas nuestras aplicaciones en un iPhone o iPad tenga que ver con aprovechar la posición en la que se encuentra la mano cuando tomamos el móvil. Se trata de una disposición sumamente interesante, sobre todo, para cuando tenemos dispositivos de gran tamaño, en los que al sostenerlos con una sola mano, no podemos abarcar toda la pantalla.