Apps para crear tus logos y flyers de forma profesional desde tu smartphone

Nuestros smartphones se han convertido en potentes herramientas de trabajo desde donde podemos hacer prácticamente cualquier cosa. Ya no sólo navegar por las páginas web o enviar correos, sino diseñar nuestros propios logos y flyers. Hoy nos queremos centrar en este campo y hablaros de varias aplicaciones creadas para iPhone e iPad que nos permitirán diseñar estos elementos de forma sencilla y profesional. ¿Y a la hora de imprimirlos? Envía directamente tus diseños desde el smartphone a una imprenta online, como Helloprint, y, en pocos días, los recibirás directamente en casa. Sigue leyendo y descubre nuestras propuestas.

Logo Foundry

Esta primera aplicación que os traemos permite crear logos en cuestión de minutos pero con un acabado muy profesional. Lo que más te llamará la atención de Logo Foundry cuando la conozcas será su sencillo funcionamiento. La herramienta incorpora una gran cantidad de funciones con las que podemos dar un toque profesional a nuestros diseños. Ofrece una biblioteca formada por más de 3000 símbolos, formas e iconos divididos por categorías. También ofrece una potente herramienta de edición de texto, gestión de capas o la posibilidad de exportar nuestro trabajo en formato PNG o JPG, por citar algunas de sus principales características.

Pensamos que puede tratarse de una excelente herramienta para crear vuestros logos, etiquetas o flyers.

Flyer e invitación Creator

En este otro caso, se trata de una aplicación pensada para crear flyers, invitaciones, tarjetas o logotipos. La app ofrece la posibilidad de partir de un diseño totalmente en blanco o bien utilizar algunas de sus muchas plantillas que ofrece y que vienen muy bien para aquellos usuarios que no son diseñadores.

A la hora de montar el flyer, se puede hacer uso de las imágenes que ofrece, utilizar algunas que tengamos almacenadas en nuestro teléfono o bien utiliza nuestra cámara para captar la imagen a utilizar. Entre sus principales características podemos destacar el uso de transparencias en el diseño, menú de capas, utilizar gran colección de colores o la posibilidad de exportar el trabajo en formato PNG o PDF, ideales para la impresión en sitios especializados.

Quark Design Pad

Se trata de una herramienta que ofrece un enfoque de diseño totalmente nuevo y donde el usuario podrá experimentar rápidamente con diferentes conceptos de maquetación, creando carteles, postales, invitaciones, flyers… Una vez creados, los diseños podrán ser compartidos en redes sociales, enviados por correo electrónico o bien imprimirlos.

Como suele ser habitual en este tipo de aplicaciones, ofrece un listado de plantillas predefinidas que podemos utilizar o bien dejar que sea la propia herramienta la que elija el diseño por nosotros. Ofrece un completo control sobre el texto, además de poder controlar el color y la opacidad de los distintos elementos que podemos utilizar.

La aplicación se ofrece en dos formatos diferentes. Uno básico y otro profesional con funcionalidades extras para un mayor control del diseño.

¿Dónde imprimir nuestros trabajos?

Todas las herramientas de las que os hemos hablado anteriormente ofrecen la posibilidad de exportar los trabajos en diferentes formatos para luego poder imprimirlos. La pregunta es ¿dónde se pueden imprimir a buen precio esos flyers que hemos creado de forma profesional? Una posible respuesta es la imprenta online Helloprint.

Este portal ofrece la posibilidad de imprimir los flyers con nuestros propios diseños o bien utilizar algunos de sus muchos diseños que ofrecen para ello. Además de lo comentado, también ofrece la posibilidad de elegir la característica de impresión de nuestro trabajo. Podemos elegir el tamaño del flyer, el tipo de papel, el aspecto del acabado o si queremos imprimir a una o a dos caras. Dependiendo de las opciones elegidas, el precio varía, pero siempre garantizan el mejor precio del mercado. Pero lo mejor de todo es que si lo necesitamos urgentemente, nos lo pueden servir con un día laborable de por medio. ¿Qué más se puede pedir?