El iPad cumple un año

El iPad cumple un año 3

“Este 2010 lanzamos un nuevo producto, mágico y revolucionario. Su nombre oficial es iPad”. Con estas palabras, el CEO de Apple Steve Jobs mostró al mundo por primera vez, el 27 de enero del 2010, la tableta iPad de Apple. Muy pocas horas después no eran pocos los que vaticinaron la muerte del aparato antes incluso de que se pusiera a la venta; se aseguró un estrepitoso fracaso, se le puso al altura del malogrado Apple Newton (que se estrelló en el mercado por motivos propios de la época), se le tildó de verdugo de la jubilación de Jobs y fue candidato al peor producto del año.

El 3 de abril del 2010, el iPad se lanzó al mercado. Por aquel entonces y a pesar de que solamente estaba disponible la versión WiFi -que saldría a la venta poco después- ya se daba por sentado lo que en un tiempo récord se demostró: que el iPad era cualquier cosa menos lo que apuntó la vox populi -cada vez menos numerosa, eso sí- porque se vendía a camiones. Colas en los establecimientos, retrasos en las tiendas online, demanda superando con creces la oferta… Las cosas llegaron hasta el punto de que el lanzamiento internacional tuvo que retrasarse un mes por la falta de stock; y mientras, la competencia intentando en vano minimizar el efecto a la vez que trabajaban de tapadillo contrareloj para mostrar su propia alternativa siempre mucho mejor, por supuesto, que la de Apple.

Cuando las otras empresas ya tenían una idea o muy aproximada o un producto ya terminado y a la venta para hacer frente el iPad, Apple anuncia el iPad 2, y lo pone a la venta hace relativamente pocos días. Y vuelta a empezar; la historia se repite, por segunda vez.

También te puede interesar:
La guerra de iPad en China se traslada a Estados Unidos

Da la sensación a estas alturas de que nadie se esperaba el impacto del iPad en todo el mundo, ni siquiera la propia Apple, de un producto que solo tiene un año de vida. Mientras el paso del tiempo ya ha puesto a los agoreros en su sitio, los que le dimos una oportunidad no podemos calibrar lo que puede ocurrir en los próximos años, visto lo visto. Por el momento, feliz cumpleaños, iPad.