El silencio de Apple con respecto a la salud de Steve Jobs, les puede acarrear graves problemas

apple_ceo_steve_jobs_app

Es de todos conocido que la enfermedad de Steve Jobs resultó ser más grave de lo que se pensaba. En principio se hablaba de un problema hormonal y meses después, nos enteramos que Jobs se sometió a un trasplante de hígado. Y para sorpresa de Apple, el no haber informado con oportunidad ésto, según las leyes norteamericanas, la empresa pudo haber infringido algunas reglas que tienen que ver con la compra y venta de acciones.

Y es que, aunque las compañías en Estados Unidos no están obligadas a divulgar detalles de salud con respecto a sus ejecutivos, si están obligados a divulgar información material que ayude a los inversionistas a hacer una decisión informada y coherente al momento de comprar y vender acciones. Y parte de esa información tiene que ver la frágil salud de Jobs.

Incluso, se cree que la información que Apple publicó en su momento con respecto a la enfermedad de su principal ejecutivo, primero informando que se trataba de una descompensación hormonal, y días después, diciendo que se trataba de “algo más complejo“, llevo a los inversionistas a no tener una “visión lo suficientemente clara” sobre cual sería el futuro de Apple.

Por su parte, Apple afirma que el sólo hecho de informar al público sobre la enfermedad de Jobs, fue suficiente para considerar que no se infringieron las reglas. Sin embargo algunos analistas piensan lo contrario, al afirmar que Apple al “esconder” la gravedad de la enfermedad de Jobs, pudieron caer en una violación de las reglas norteamericanas en cuanto a la compra-venta de acciones.

Un inversionista de nombre Warren E. Buffett, considera que Apple no ha sido franco; “Ciertamente, Steve Jobs es muy importante para Apple, No importando si está convaleciente o sometiéndose a una intervención quirúrgica, los inversionistas debimos ser informados de la situación“.

Y es que no es la primera vez que le sucede ésto mismo a Apple, ya en el 2004 cuando Jobs fue diagnosticado con Cancer de Pancreas, tuvo que ausentarse y por consiguiente, informar a las autoridades que Jobs estaría ausente de la compañía por unas cuantas semanas, pero la diferenncia fue que, en aquella ocasión, fue más que suficiente para las autoridades, ya que se consideró que Apple había cumplido con sus obligaciones legales.

El problema es que, indpendientemente de los debates que hablan de que si Steve Jobs es indispensable para Apple o no, la industria lo considera como un visionario que ha permitido a la compañía reinventarse a si misma para resurgir de sus propias cenizas, creando productos revolucionarios que han permitido que hoy día, Apple se encuentre un paso adelante con respecto a sus competidores.

Algunos analistas consideran que Steve es Apple, que si no hubiera sido por Jobs, Apple estaría liquidado. También afirman que, en el mundo hay poca gente como Steve Jobs. Y es que “es poco probable encontrar una compañía cuyo destino esté tan ligado a una persona, como es el caso de Apple con Steve Jobs“, según ha declarado Stephen Davis, un experto de la Universidad de Yale.

Aún y cuando Apple podría meterse en graves problemas, la compañía sigue pensando que la salud de su fundador, es algo total y absolutamente privado, tanto así, que después de haberse publicado las noticias del famoso trasplante, Apple ha permanecido hermético. La compañía se limita a comentar que Jobs está listo para regresar a sus actividades en los últimos días de Junio.

Ya veremos en que termina ésta novela, por lo pronto, lo más probable, es que Jobs esté sentado en su oficina trabajando, a partir de la próxima semana; y que su sóla presencia acalle tantos rumores y potenciales problemas que han estado surgiendo en éstos últimos días.

Vía | Los Angeles Times

1 Comentario

  1. Ojalá regrese pronto y saque de nuevo del bache a la compañía. Yo ya estoy perdiendo la fe en los Mac desde que se han convertido en un ordenaror más (con Intel incluido) y con todo lo que viene con ello. Ahora estoy disfrutando de los privilegios de no ser diferentes, tengo mi ordenador hackeado… si un mac hackeado, con rootkits y todo, y desde un sistema operativo diferente. Y sin poder evitarlo. No soy nadie ni tengo información importante pero cada día tengo que sufrir verle la cara (entiéndase, que si le viera la cara ya estaría entre barrotes) a un tipo cualquiera que no tiene nada mejor que hacer que tomar mi ordenador como presa y modificar los privilegios de administrador desde afuera. ¿Y ahora donde queda la gran Apple con todas sus promesas, se seguridad garantizada y todos sus rollos de venta?

Comments are closed.