iPhone 3.0: Me niego a aplaudir a Apple

defendius-door_puerta_app

Cuando a partir de la keynote de ayer uno lee en cualquier rincón de la red frases como finalmente, ya era hora, por fin o similares, se da cuenta de que hay algo que no encaja. Cuando uno aparta la cortina de humo perfectamente orquestada y aliñada con frases tipo fabuloso, alucinante, la mejor y demás, y desgrana todo lo que Apple presentó ayer, se da cuenta que el software iPhone 3.0 puede ser lo mejor que le ha ocurrido a la plataforma de la historia, la misma plataforma que sigue estando faltada de elementos que cualquier plataforma de al competencia ya tiene desde hace tiempo. Puede que a Apple se le deba aplaudir por el que se antoja potentísimo y lleno de posibilidades nuevo kit de desarrollo, pero aplaudirle por haber implementado lo que cualquier teléfono del montón tiene desde hace años, y además hacerlo a medias? Ah, no eso sí que no; acabáramos…

A mi me parece genial que Apple siga trabajando en un kit de desarrollo que posibilite la creación de aplicaciones que ahora mismo solo las vemos en sueños; es muy probable que estas aplicaciones redefinan el concepto de aplicación para móvil y seguro que voy a sacar provecho de muchas de ellas, tanto de las gratuítas como de las de pago. Pero Apple sigue estando muy centrada en proteger su sistema hasta el roce de la obsesión, y eso se refleja en las características básicas que tiene cualquier terminal, menos el iPhone. Aquí ya no se trata de lo que nos gustaría o lo que podría implementar Apple; aquí lo que parece que se discute es porque nos quieren hacer creer que toda la indústria se equivoca menos Apple, porque en Cupertino no posibilitan lo que ya hace cualquier terminal desde hace años.

A mi me han educado con unos cánones que puede que sean peores que otros, pero que en ningún caso están faltados de lógica. Lo llamaré la lógica de la puerta. Una puerta de cualquier fabricante consta de varios elementos: la hoja, el pomo, el mecanismo de cierre, las bisagras y el marco. Si se rompe alguna, se puede cambiar, aunque a veces vale más la pena comprar una puerta nueva, sobretodo si se rompe la hoja. La puerta de Apple en cambio, tiene una hoja alucinante y con materiales muy novedosos, una sola bisagra que forma parte de la hoja -esto es, que no es una pieza pegada a la hoja-, un mecanismo de cierre que la compañía permite usar solo cómo y cuando le plazca y además, no tiene pomo, porque de esta manera Apple se asegura que se abra y se cierre cómo y cuando crea conveniente.

Y un buen día, Apple saca un mecanismo de cierre mejorado, una hoja muchísimo mejor, un marco a prueba de bomba y substituye la bisagra principal por tres bisagras, de forma que la puerta puede funcionar igualmente si una de las tres falla o se rompe. Pero además, como novedad, se permite que cualquier fabricante  pueda crear una llave para el mecanismo de cierre para un puerta que ahora, además tiene pomo. Alucinante! Ya era hora! Al fin! Apple reinventa la puerta con un revolucionario producto! Viva Apple! Este… espera, no. Apple no ha reinventado la puerta, porque la puerta hace años que existe con todos los elementos descritos. Apple lo que ha hecho ha sido implementar los mecanismos de la puerta en “su” puerta, pero eso es todo. Y por eso hay que aplaudir a Apple? A mi entender, no. Pero es que la puerta ahora puede abrirse hacia ambos lados, incluso en vertical. Me da igual. Cualquier puerta del mercado tiene pomo desde hace años. Pero es que la hoja es de un material novedoso con tecnología patentada y ofrece multitud de posibilidades. Me da igual. De poco sirve una hoja alucinante si no puedes abrir la puerta, como ocurre con cualquier puerta. Pero es que la puerta ahora la puedes modificar a tu gusto (pagando) en la Door Store. Me da igual. Empezad a construir la puerta con todos los elementos que tiene una puerta, y luego mejoradla, pero no al revés.

Nadie aplaude a un fabricante de vinos cuando pone un tapón a sus productos. Hoy día, ya nadie aplaude a un fabricante de coches cuando pone en sus vehículos cierre centralizado. Ya nadie aplaude a un fabricante de puertas porque en sus puertas coloca un pomo. Por eso, me niego a aplaudir a Apple por implementar en el iPhone elementos que ya hace años que todos los terminales del mundo ya llevan.

Ir arriba