La cubierta oleófoba de la pantalla del iPhone 3GS no aguanta el uso intensivo

oleofobic

En su momento les informamos de la presentación del iPhone 3GS, pocos días después nos enteramos que contaría con una pantalla oleófoba, es decir, que incorporaba una protección que impediría que la pantalla táctil del terminal se llenara de la grasa natural de los dedos. Sin duda, una excelente idea por parte de los ingenieros de Apple.

Recordemos que ésto era un “problema” muy grave en versiones anteriores. Para evitar la acumulación de grasa en la pantalla táctil del iPhone 3GS, los ingenieros de la compañía trataron la pantalla táctil con un polímero que simplemente retarda la aparición de las manchas de grasa que a tantos nos molesta.

Pero al parecer, éste famoso e innovador polímero, no está hecho para la utilización excesiva de la pantalla táctil del iPhone 3GS, y la prueba es la fotografía que acompaña éstas líneas. Se trata de un usuario del terminal que reside en Alemania y que ha reportado en foros de discusión, que el polímero se ha comenzado a desgastar.

La molesta mancha, sólo aparece en una parte muy específica de la pantalla y la razón de ello es que éste usuario había estado jugando con una aplicación conocida como Flick Fishing que es un simulador de pesca, que al parecer, también es el más popular de la AppStore.

El problema no es que la protección dure poco tiempo por utilización excesiva, el verdadero problema es que el desgaste ha dejado unas manchas demasiado visibles que dificultan al propietario del terminal hacer las tareas normales con su iphone 3GS. En ésta ocasión, no creemos que toda la culpa sea culpa de Apple, recuerda que todo por servir se acaba.

Vía | Engadget Mobile