La historia del iPhone ‘extraviado’ continúa… Y no de la mejor manera para Gizmodo

Y la historia del iPhone extraviado que fue a dar a manos de Gizmodo, continúa. Y no podía ser de peor manera. El departamento de policía que está a cargo de la investigación, le ha confiscado a Jason Chen, Editor Senior de Gizmodo, su ordenador y varias propiedades más para investigar todo lo que tenga que ver con el iPhone extraviado. Y lo peor, Chen no se encontraba en su domicilio cuando esto sucedió.

El Fiscal de Distrito del condado de San Mateo California, ha tomado una decisión importante, comenzar a tomar medidas en la investigación para determinar si es prudente acusar de algún delito al vendedor del iPhone, al comprador del mismo o a ambos. Para ello, se ha tomado la decisión de confiscar equipo electrónico propiedad de Jason Chen para investigar toda aquella evidencia que tenga que ver con el prototipo del iPhone 4G.

El Fiscal de Distrito, podría tomar una decisión definitiva durante esta semana o la próxima. Pero, lo que si es un hecho, es que se está investigando si el popular portal tecnológico o alguno de sus integrantes, ha cometido una falta grave que pueda ser perseguida por las autoridades de California. Por su parte Gizmodo señala que no ha recibido ningún tipo de comunicado por parte de las autoridades.

Otro de los editores de Gizmodo, afirma que el portal tecnológico ya cumplió con su parte al entregar el prototipo a Apple, tal y como se les había pedido; además aseguran que no sabían que éste había sido robado cuando lo adquirieron por $5,000 Dólares. El problema para Gizmodo es que, en California, la ley señala que cuando alguien utiliza alguna pertenencia perdida de alguien más sin su consentimiento, éste podría estar incurriendo en el delito de robo.

Aquí lo más coherente es que el inculpado debiera de ser quien le vendió el prototipo a Gizmodo, pero dadas las circunstancias, Gizmodo también se podría ver envuelto en problemas legales gracias a que la ambición les ha cegado y no han sido capaces de medir las consecuencias. En resumen, aquella duda de parte de Jesús Díaz, en cuanto a que no creía que Apple tomaría acciones legales en contra de ellos,  creo que quedó resuelta. Apple demuestra de esta manera que actuará con todos los recursos legales que tenga en las manos para castigar a quien resulte responsable por éste “delito“.

Vía | Gizmodo