Rumor: Apple contrata ingenieros para que trabajen en el desarrollo del iPhone CDMA

O al menos eso es lo que creen “fuentes cercanas” a la compañía, ya que actualmente Apple está buscando ingenieros que estén familiarizados con la tecnología que utiliza Verizon en su red celular. Esto, lo único que ha desatado es la especulación de que, efectivamente, Apple está trabajando en un iPhone compatible con las redes CDMA y que tiene planeado darlo a conocer en el mediano plazo de la mano con Verizon. Según los expertos, es necesario que Apple contrate ingenieros expertos en redes celulares distintas a las GSM, ya que la tecnología es “muy diferente” ya que habría que conocerla a fondo antes de aventurarse a fabricar un producto con sus especificaciones.

Apple ofrece 10 plazas de ingenieros expertos en tecnologías celulares y dichas plazas, se espera sean cubiertas durante las próximas horas. Dentro de las obligaciones que estos ingenieros tendrán una vez que obtengan el puesto, se encuentran: Revisar el desempeño de los sistemas celulares para corregir problemas de hardware y protocolos. Estas personas deberán tener conocimiento sobre varias tecnologías; entre ellas, GSM, GPRS, EDGE, WCDMA, HSDPA, HSUPA y CDMA.

Una vez más se desata el rumor de que Apple entrará a un mercado en el cual no ha querido invertir por diversas razones. No hace mucho tiempo se supo que Steve Jobs se acercó a Verizon para ofrecer el iPhone y el CEO de la compañía junto con gran parte de su Consejo de Administración lo rechazaron pensando en que su terminal no tendría mucho éxito. Que equivocados estaban. Tanto así, que varios ejecutivos de la operadora han declarado que les encantaría ver el iPhone en Verizon en el futuro cercano.

También te puede interesar:
La cuota de mercado de la plataforma Mac llega al 7.95%

Esta información le imprime fuerza a las especulaciones que indican que Apple estaría haciendo un anuncio dentro de los primeros meses del año próximo. No resta más que seguir esperando como lo hemos hecho durante más de 2 años.

Vía | Forbes