Las claves de iOS4, las nuevas APIs

El próximo lunes se lanza la actualización iOS para gran parte de la plataforma iPhone, con novedades y cambios muy esperados por todos los usuarios. Gran parte de lo nuevo se centra en la multitarea, y a continuación y a título de recordatorio os detallamos las  7 principales nuevas APIs que dotan a la plataforma iPhone de unas posibilidades que, personalmente, soy incapaz de imaginar.

Las 7 nuevas APIs se incluyen dentro del ámplio abanico del multitasking, y que se complementan con la posibilidad de poder ejecutar más de una app a la vez, más otras tantas en segundo plano.

  • Reproducción de audio: Las aplicaciones de audio ahora se mantendrán en ejecución constante aunque abramos otra aplicación.
  • VoIP: Es posible mantener llamadas de voz sobre IP mientras se usan otras aplicaciones a la vez.
  • Geolocalización: Un símbolo al lado del indicador de la batería ahora nos dirá, mientras usemos cualquier app, si otra app con geolocalización nos está… pues eso, geolocalizando.
  • Push: El Push ha sido casi totalmente reescrito y mejorado y ahora cuenta con su propia API común al servicio
  • Push local: Exactamente igual que el push pero sin depender de servidores externos, por lo que si hay algo programado, se dispara igualmente sin conectividad.
  • Finalizado de tareas: Cualquier app que esté realizando una tarea cuando la cerremos, continua dicha tarea hasta que la termina, y luego se cierra.
  • Cambio rápido de aplicación: Cuando se entra en una app, esta se encuentra en el mismo punto en la que se dejó la última vez que se usó; ya no es necesaria la carga inicial y la ida al punto que queremos.
También te puede interesar:
SimCity Deluxe llegará a la AppStore en Verano

iOS trae consigo más de 1500 nuevas APIs que posiblemente harán de la plataforma iPhone una de las más deseadas del momento. Algunos dicen que se trata de la actualización más importante de la plataforma en su corta pero intensa historia, pero como eso también se ha dicho en cada gran actualización, uno ya no puede ni imaginar cómo será la próxima.