Persisten los problemas con la batería del iPhone 4S con la beta del iOS 5.1

Seguramente estarás enterado que durante esta semana que está por finalizar, Apple liberó la Beta del iOS 5.1 a los desarrolladores. Pues bien, al parecer, éstos reportan que los problemas con la autonomía energética que la actualización al iOS 5 trajo consigo, no han podido ser corregidos por Apple. Según se ha filtrado, el problema es mucho más complejo de lo que en un principio se había dicho. Y asimismo, tal y como lo hemos comentado con anterioridad, el problema está más extendido de lo que se piensa, esto debido a que este problema se presenta también el en iPhone 4 y el 43GS a partir de que fueron actualizados.

Ahora bien, aparentemente se ha confirmado que el problema radica en el software propio del dispositivo y no en el hardware, por lo que, eventualmente, el problema será corregido. Michael Morgan de ABI Research asegura haber hecho pruebas exhaustivas con el iPhone 4S y sus componentes más importantes, llegando a la conclusión de que nada es significativamente diferente entre el 4 y el 4S, por lo que las pruebas energéticas se encontraban dentro de los parámetros normales.

También hay que tomar en cuenta que la versión 5.1 que los desarrolladores tienen en sus manos, es una versión Beta del software, por lo que es obvio que Apple sigue trabajando para encontrar la fuente del problema y corregirlo. Es por eso que, es un hecho de que habrá cambios sustanciales en el software cuando esté disponible para descarga. Millones de propietarios del iPhone 3GS, 4 y 4S estamos esperando ansiosos esta actualización para que esos problemas sean erradicados.

También te puede interesar:
iPhoneDevCamp

Cabe recordar que Apple puso disponible no hace mucho la versión 5.0.1 del iOS, donde supuestamente los problemas con la batería serían corregidos completamente. Como ya seguramente habrás experimentado con tu terminal, estos problemas persisten aunque Apple asegura haber solucionado la mayoría de los problemas. Las quejas siguieron llegando y Apple tuvo que reconocer públicamente que todavía existían ciertos problemas que tendrían que ser investigados y solucionados a la brevedad.

Morgan también aprovecho para comentar que este tipo de problemas son muy difíciles de corregir debido a la complejidad que presenta un sistema operativo móvil como el iOS 5. Aunque también señaló que el usuario promedio del iPhone está utilizando su dispositivo con mayor asiduidad que antes, gracias al Centro de Notificaciones, las actualizaciones automáticas del Quiosco y la sincronización constante de contenidos en iCloud, cuestiones que “naturalmente, drenan la batería“.

Vía | Ars Technica