Apple no viola patentes de Google con el iPhone

Buenas noticias judiciales llegan para Apple recientemente. Luego de las muchas denuncias al respecto por parte de Google, la Justicia norteamericana e internacional, a partir de la Comisión Internacional de Comercio, determinó que la firma de Cupertino, en ningún momento violó las patentes de Google para la fabricación del dispositivo iPhone, como se venía argumentando en los últimos tiempos.

El caso es que si pensamos en que Apple Inc. se encuentra en batalla legal por patentes no sólo con Samsung, sino con Google y otras empresas del resto del mundo, ir ganando estas pequeñas guerras le permitirá una libertad de acción, de diseño y desarrollo, que luego podría ofrecerle la chance de probar nuevos dispositivos en períodos no demasiado largos de tiempo.

Google Apple iPhone 1

En esta circunstancia en particular, y una vez que se expidió al respecto la Corte de Apelaciones de Estados Unidos, lo cierto es que Apple ha sorteado una vez más las acusaciones sobre el iPhone, su dispositivo estrella, en relación a lo que se decía sobre el uso de la tecnología de Motorola Mobility, empresa propiedad de Google desde 2013, y que aparentemente estaba presente en el iPhone.

La historia

De acuerdo a lo que se sabe históricamente en este caso, hay que tener en cuenta que en 2012 Google adquirió la compañía Motorola Mobility por un valor cercano a los 12.500 millones de dólares, junto con todas sus patentes. El problema es que como las acusaciones del uso de las mismas en dispositivos iPhone databan del año 2010, todas las mismas fueron denegadas de forma terminante por las instituciones judiciales antes mencionadas.

También te puede interesar:
Justin.tv llega a la AppStore

Google Apple iPhone 2

De todos modos, ya se ha adelantado que, como era de esperar, Google no está en conformidad con el fallo se encuentra evaluando sus opciones, considerando que el resultado de las decisiones judiciales puede afectar de forma directa la cotización en la bolsa de Nueva York -entre otras- de ambas empresas.