La lealtad de los usuarios hacia el iPhone decrece en Europa y Estados Unidos

Todos sabemos que los clientes de Apple son leales casi hasta la muerte, pero la paciencia tiene un límite y ahora es cuando un estudio lo ha demostrado. Muchos de aquellos fanáticos recalcitrantes que defendían a muerte al iOS y al iPhone están decidiendo irse a otras plataformas móviles que les brinden mayor libertad para hacer las cosas. Una compañía denominada Strategy Analytics realizó un estudio en Europa que asegura que sólo el 75% de los propietarios de un iPhone comprarían otro nuevo; un decremento del 13% en relación al mismo estudio realizado a finales del 2011.

Al mismo tiempo, en Estados Unidos, dicho porcentaje también decreció tomando en cuenta que este año el 88% de los propietarios de un iPhone comprarían uno nuevo, mientras el año pasado el 93% querían obtener la próxima generación del iPhone. Según la compañía, esto se debe principalmente a la falta de innovación en la actual gama de productos con iOS que Apple ha mostrado a lo largo del año y que siempre caracterizó a la compañía desde que debutó el primer iPhone en el mercado en el ya lejano 2007. Y es que, Apple va a la segura, prefiere ir a su propio ritmo en lugar de tratar de equiparar a su competencia.

De hecho, nadie ha dicho que la estrategia de Apple vaya por un mal camino, la compañía sabe que tiene usuarios extremadamente fieles, pero también es un hecho que a muchos de ellos se les ha terminado la paciencia y buscan nuevos horizontes en terminales con mejores prestaciones. Y no es que el iPhone sea un equipo de malo, pero la forma en que Apple ha implementado sus características, como la multitarea ha decepcionado a muchos y personalmente sigo insistiendo que la falta de widgets que permitan realizar tareas sin ejecutar una determinada aplicación, ha sido determinante para muchos de estos usuarios.

También te puede interesar:
Exhibición homenaje a Steve Jobs en el Computer History Museum

Y que decir de la batería, mientras la competencia aumenta la capacidad energética de sus terminales, Apple sigue utilizando el mismo tipo de baterías en sus diferentes equipos confiando en que el iOS hará una buena gestión de la misma aún y cuando ésta es bastante limitada para las capacidades del equipo en cualquiera de sus versiones. Este decremento, para cualquier persona podría no ser muy alarmante, pero me imagino que para los ejecutivos de la compañía se trata de lago bastante preocupante tomando en cuenta que dicho producto es el que mantiene a flote a la compañía por el gran éxito que ha tenido.

Apple tiene que darse cuenta que no es posible vivir del pasado y vuelvo a insistir tendrá que añadir algo a sus nuevos terminales, vía software que haga que el usuario que tiene planeado cambiar de entorno, vuelva a prestar atención a uno de los smartphones más confiables del mercado. Ya lo he comentado en ocasiones anteriores, si Android ha copiado al iOS para mejorar su ecosistema, ¿porque Apple no puede hacer lo mismo? Se necesita ser ciego para no darse cuenta que ambas compañías se la han vivido copiándose para mejorar su ofrecimiento al usuario final, pero Apple ha tratado de hacerlo en menor medida para evitar ser criticado.

Vía | The Boy Genius Report